Mantenimiento de las mamparas y cortinas de baño

Es conveniente combatir la humedad para que las mamparas y cortinas se conserven en perfecto estado
Por EROSKI Consumer 11 de julio de 2001

Tanto en el caso de las mamparas como en el de las cortinas de baño, el principal enemigo es la humedad. Es por ello que las medidas a tomar se centran en intentar combatir dicha humedad.

Después de utilizar la ducha resulta conveniente ventilar bien el cuarto de baño. Con el fin de absorber la humedad se puede colocar en esta zona una bolsita con cristales de sílice, que se encargará de absorberla de forma muy efectiva. También es recomendable limpiar los cristales de la mampara cada quince días. Para dicha tarea se puede utilizar un cepillo de dientes viejo impregnado con agua y un jabón neutro.

En lo referente a las cortinas, el método más indicado consiste en aclararlas tras su uso con agua fría y escurrirlas. A continuación es aconsejable extenderlas fuera de la bañera para que se sequen con mayor rapidez.