Selección del material para confeccionar una librería

Lo más común es optar por la madera
Por mediatrader 7 de mayo de 2007

El tablero aglomerado es muy barato y puede emplearse como material de base para confeccionar una librería muy simple y barata, aunque el peso que ésta pueda soportar será menor que si fuera madera maciza.

Para mejorar el aspecto exterior de la madera no maciza se puede escoger un acabado en melamina, un material resistente y fácil de limpiar. Este tipo de revestimiento puede resultar apropiado para decoraciones juveniles.

Para opciones más clásicas es aconsejable emplear madera maciza, más cara pero con la que se consigue un mejor acabado. Puede barnizarse, teñirse o ambas cosas. Se vende incluso en kits de fácil instalación, compuestos generalmente por unas baldas del material deseado y unas escuadras que sirven de soporte a los estantes.

También se puede optar por baldas o librerías metálicas, que son más resistentes y dotan de un aspecto moderno a cualquier estancia. De igual forma es factible utilizar planchas de escayola y pladur (placas de yeso laminado ) para construir estanterías que permiten soportar mayores pesos. El montaje no es difícil una vez que se tiene claro el diseño que más interesa.