Un armario con espejos agranda visualmente la estancia

A su vez podrá utilizar el frontal del espejo como vestidor
Por mediatrader 5 de marzo de 2007

Adquirir o construir usted mismo un armario, en cuyo frontal pueda adherir un espejo de grandes dimensiones, le servirá para agrandar visualmente la estancia, un efecto óptico muy de agradecer cuándo ésta sea de reducidas dimensiones. Para aumentar el espacio disponible, si es factible, puede tratar de optar por un armario empotrado, que no ocupará sitio, y una cama de reducidas dimensiones.

El color blanco también sirve para aumentar visualmente el tamaño de la estancia, aparte de otorgarle mayor luminosidad. Otra opción que puede barajar para ampliar visualmente la estancia pasa por el empleo de materiales recubrientes para el suelo de menores dimensiones, de forma que parezca que el espacio forrado por éstos es mayor.

Asimismo, el espejo que se encuentra sobre las puertas del armario le servirá de improvisado vestidor en el que probarse las prendas que guarde en su armario.