Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Ventajas de los pavimentos drenantes

Este tipo de pavimentos permiten recoger el agua de lluvia sobrante para reutilizarla en el riego

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 agosto de 2004
Img pavimento drenante Imagen: Viajar24h.com

Económicos, ecológicos, resistentes y decorativos. Con el aspecto de un suelo de interior, los pavimentos drenantes son capaces de evacuar y almacenar las aguas de lluvia para su reutilización posterior. Fabricados con áridos, resinas y elastómeros, este tipo de suelos son muy útiles para pavimentar, entre otras, las zonas de paso entre el jardín y la vivienda.

Características y usos de los pavimentos drenantes

El pavimento drenante está compuesto por una capa rígida de áridos, resinas y elastómeros (elementos elásticos capaces de absorber y amortiguar fuerzas) de caucho o poliuretano, que se pueden mezclar con cuarzo coloreado, grava, cortezas vegetales, etc. El resultado es un producto resistente y decorativo, que permite el drenaje del agua desde la superficie hasta la base.

Algunos de estos suelos disponen de una red de drenaje con un aljibe, que recoge el agua de lluvia sobrante para reutilizarla en el riego.

Los pavimentos drenantes también evitan la evapo-transpiración, lo que unido a su capacidad de almacenar y reutilizar el agua recogida posibilita el ahorro de hasta un 75% del agua destinada al riego.

Algunos de estos suelos disponen de una red de drenaje con un aljibe, que recoge el agua de lluvia sobrante

Esta capacidad para evitar la acumulación de agua hace que los pavimentos drenantes sean muy adecuados para solar o revestir el suelo del porche que comunica el interior de la vivienda con el exterior, el "solarium" de la piscina, los alcorques o agujeros que se practican alrededor de los árboles y los caminos y senderos del jardín.

Utilizados para cubrir los caminos, senderos y taludes del jardín, evitan las caídas de las personas, ya que son más firmes, seguros y antideslizantes que los revestimientos de grava, cantos rodados o piedra.

Instalación y mantenimiento

Para conseguir un suelo firme y estable, la base debe estar compactada y nivelada. Además, al colocar este tipo de suelo, hay que tener en cuenta los terrenos circundantes, ya que la tierra, piedras y hojas se pueden filtrar por los huecos del pavimento, lo que impediría el flujo de agua y disminuiría la utilidad del pavimento drenante.

Una vez instalado, no se puede pintar ni aplicar ningún tipo de tratamiento que obstruya la porosidad del producto.

Para eliminar la suciedad de la superficie del pavimento, se puede utilizar agua a presión y un limpiador neutro.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones