Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El consumo familiar registrará en 2008 el incremento más bajo de los últimos seis años

El Banco de España calcula que el gasto apenas creció el 2,2% entre enero y marzo, siete décimas menos que a finales de 2007

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 5 mayo de 2008
El consumo de las familias españolas sólo crecerá este año entre el 1,7% y el 2,4%, la tasa más baja desde 2002. Esta estimación de los servicios de estudios de las entidades financieras se ha visto confirmada por los datos adelantados del Banco de España. El instituto emisor calcula que el gasto de los hogares apenas creció el 2,2% entre enero y marzo de 2008, siete décimas menos que a finales de 2007.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Ante este drástico parón, los expertos del BBVA sugieren un variado paquete de actuaciones de carácter anticíclico para animar el consumo doméstico. Destacan la rebaja de los tipos marginales del IRPF en los tramos bajos de renta (los que tienen menor propensión al consumo), el aumento del gasto público en vivienda social, la extensión del seguro de desempleo a determinados colectivos de parados (medida a aplicar temporalmente) o la reducción coyuntural de las cuotas de la Seguridad Social de los trabajadores con salarios por debajo de cierto límite.

Caída de la confianza

Entre enero y marzo, la confianza de consumidores y comercio minorista se desplomó a los niveles más bajos en 13 años. El Banco de España reconoce que la renta disponible de los hogares se resiente por el menor dinamismo del empleo, la mayor carga financiera derivada del pago de intereses más altos y el repunte de la inflación, que está mermando el poder adquisitivo.

El encarecimiento del crudo va a reducir este año tres décimas la renta disponible de los hogares, y una décima su consumo real

Un dato resulta bastante significativo: el encarecimiento del crudo va a reducir este año tres décimas la renta disponible de los hogares, y una décima su consumo real, según el BBVA. Y tendrá un impacto aún más acusado en 2009, con merma de 1,3 puntos porcentuales y cuatro décimas, respectivamente.

Además, el patrimonio financiero de los hogares se ha reducido por la caída de las cotizaciones bursátiles, y las familias son menos ricas en la medida en que el valor de su vivienda y otros inmuebles se está depreciando.

Así las cosas, el consumo familiar, que creció el 4,2% de media en 2004 y 2005, el 3,8% en 2006 y el 3,2% en 2007, apenas aumentará el 2,4% este año en términos reales, apunta Caixa Catalunya. Por autonomías, la entidad prevé que Aragón, Canarias y Navarra lideren este crecimiento, con tasas del 3%. En el extremo opuesto, Asturias, Castilla y León y Galicia, con avances del 1,7%.

Los 400 euros

El Gobierno espera que el paquete de medidas aprobado el mes pasado para reactivar la economía ayude a impulsar el consumo de los hogares. Sin embargo, el Banco de España no confía en que la medida estrella, la deducción de 400 euros en el impuesto sobre la renta, vaya a ayudar demasiado.

El Banco de España no confía en que la deducción de 400 euros vaya a ayudar a impulsar el consumo

La institución financiera opina que algunas de estas medidas tienen "un coste recaudatorio", del que resulta difícil estimar con precisión, en estos momentos, su parte permanente. Además, el efecto que pretenden sobre el sostenimiento de la actividad no está exento de incertidumbres. "Este puede ser el caso de la rebaja impositiva que se aplicará a partir de este año al colectivo de asalariados, pensionistas y autónomos (y que se instrumentará a través de una deducción en el IRPF de 400 euros anuales), para la que el Gobierno estima un coste recaudatorio de casi medio punto de PIB".

A su juicio, "el alcance de esta medida a la hora de estimular el consumo de los hogares puede verse aminorado por el hecho de que, en las circunstancias actuales, la proporción del incremento de la renta disponible que se desvíe hacia el ahorro puede ser mayor de lo habitual".

Esta deducción entrará en vigor en junio, de tal manera que en las nóminas de julio asalariados y pensionistas recibirán 200 euros más como consecuencia de las menores retenciones, y el resto se repartirá a partes iguales entre las nóminas de agosto y diciembre.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones