Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El ISI certifica que la investigación española ha ganado peso en el panorama científico mundial

La relevancia de los trabajos españoles supera a la media en materias como física, química, ingeniería y ciencias agrícolas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 28 junio de 2003
La contribución de España a la producción científica mundial se sitúa ya cerca del 3% después de una década de lento crecimiento. El Instituto de Información Científica (ISI) de Filadelfia, organismo de referencia que cataloga estudios aparecidos en 8.000 revistas, ha divulgado datos relativos a España desde 1998 a 2002, que refrendan la tendencia al alza de la producción científica nacional, el indicador crítico, junto al número de patentes y la balanza de pagos tecnológica, para evaluar la marcha del sistema de ciencia y tecnología.

Entre los años 1998 y 2002, las universidades y organismos públicos de investigación de nuestro país produjeron 106.115 estudios, lo que supone el 2,95% de la producción científica mundial. En términos cuantitativos, la aportación más prolífica se registró en las áreas de ciencias espaciales y agrícolas, donde más de cinco de cada cien trabajos publicados internacionalmente llevó la firma de al menos un científico de un centro español.

Sin embargo, el parámetro más importante es el índice de impacto, un indicador cualitativo que se mide por el número de citas que recibe cada estudio. Desde el punto de vista del impacto relativo, las disciplinas con mayor potencial en España fueron, de nuevo, la física, la química, las ciencias agrícolas y la ingeniería, ya que sus estudios tuvieron una repercusión superior a la media mundial.

Las bases de datos del ISI son un referente aceptado por los gobiernos, aunque no reflejan completamente la producción de los investigadores de un país. Por ejemplo, al analizar el caso español no se contabiliza el alto número de trabajos realizados por nuestros investigadores en el extranjero, una rémora para un país que tradicionalmente sufre "fuga de cerebros". En cualquier caso, otros países con idéntico problema, como Italia, tienen mejores cifras (4,18% de la producción mundial). Entre 1998 y 2002, Francia y Alemania aportaron el 6,34 y el 8,81%, respectivamente, de la producción total.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones