Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El patrimonio de la familia media española casi se triplicó en los últimos quince años

Fundamentalmente se ha debido a la fuerte revalorización de la vivienda y de los valores bursátiles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 24 febrero de 2002
El patrimonio medio de un hogar español casi se triplicó en los últimos 15 años, descontado incluso del valor de las propiedades el efecto de la inflación de los tres quinquenios. Según un estudio monográfico de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), el patrimonio medio de una familia española valía en 1985, 130.000 euros y en el 2000 las propiedades del mismo hogar medio valían 304.000 euros. Dicho incremento patrimonial, 2,6 veces más si se descuenta la inflación del período y cinco veces más si no se tiene en cuenta, se debe, fundamentalmente, a la fuerte revalorización que en este tiempo registraron en España tanto la vivienda propia como los valores bursátiles en manos de las familias.

Viviendas y títulos, que pasaron entre 1985 y el 2000 de representar el 60% del valor de las propiedades de la familia tipo al 80%, tuvieron en España el mayor aumento mundial de precio del período citado, según revela el informe «El balance de la economía española (1984-2000)», editado por Funcas y elaborado por los profesores José Manuel Naredo y Óscar Carpintero.

El fuerte incremento del valor del patrimonio del hogar no se debe tanto a un aumento del número de propiedades como al crecimiento del precio de las existentes. Este fenómeno se dio especialmente entre 1995 y 2000, por crecimiento exagerado de los precios de casas y acciones. En 1995 sólo las revalorizaciones de las propiedades explicaron el 52% del incremento del patrimonio neto español en ese año, concepto que explicó hasta el 80% del aumento del valor del patrimonio en el año 2000.

En sintonía con este fenómeno de revalorizaciones, el patrimonio familiar tipo en los quince años estudiados pasó de estar compuesto en un 60% por inmuebles y acciones bursátiles -especialmente por los primeros- a que ambos elementos concentrasen el 80%. Los españoles tienen en sus manos el 80% de la propiedad inmobiliaria del país, un peso muy superior al de los países de su entorno.

La suma de la evolución del patrimonio neto de los hogares con el de las empresas no financieras del país muestra el patrimonio neto español, que en el año 2000 equivalía a 4.21 billones de euros, lo que multiplicaba por siete la cifra de 1985. El efecto revalorización de los principales activos hizo en estos mismos quince años que el patrimonio se multiplicase mucho más rápido que la renta del país, que sólo se multiplicó cuatro veces.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones