Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

“No solo las grandes fortunas pueden dejar herencias envenenadas”

Abel Marín, abogado experto en herencias

Imagen: Abel Marín

Abel Marín Riaguas, abogado con más de 25 años de experiencia y autor del libro ‘Protege tu herencia’, insiste en la necesidad de explicar de manera sencilla y coloquial cómo evitar errores y solucionar problemas a la hora de hacer testamento. Entre los problemas más importantes se encuentran las herencias “envenenadas”, que si no se gestionan del modo adecuado pueden llegar a poner en peligro el patrimonio del heredero. En esta entrevista Marín da respuesta a cómo evitar ser víctima de una herencia de este tipo y cómo proteger tu patrimonio y legado. Además, resuelve otras muchas dudas frecuentes sobre el complejo universo de las herencias.

¿De qué o de quién hay que proteger una herencia? ¿Qué enemigos tiene?

Más que enemigos son “riesgos”, aunque a algunos, como la voracidad de la Administración, se les podría llamar enemigos. Pero hay muchos riesgos, muchos: enfrentamientos familiares, problemas técnicos…

También la propia herencia se puede convertir en un potencial enemigo y hay que defenderse de ella, como sucede con las herencias “envenenadas”, ¿no?

Bueno, “envenenadas” es un término muy publicitario, aunque es cierto que sí hay algunas envenenadas de verdad. Sin embargo, la mayoría, más que ser herencias “envenenadas”, son herencias muy difíciles y que dan muchos problemas. Hay herencias llenas de deudas, con graves problemas familiares añadidos, etc.

Tendemos a creer que estas herencias con peligro solo se dan en el caso de grandes fortunas o numerosos inmuebles…

No, en absoluto. El “envenenamiento” afecta a todo tipo de herencias. Una herencia pequeña puede ser un peligro, tanto por problemas técnicos como porque aunque sea pequeña puede tener muchas deudas que se desconocían por parte de los herederos, por ejemplo.

¿Cree que lo barato sale caro también en el mundo de las herencias? Es decir, ¿contar con un buen asesoramiento facilita el reparto de una herencia?

Sí. Aunque haya que pagar a un abogado, el resultado final suele ser de ahorrar mucho dinero y, además, librarse de muchos disgustos. Porque las herencias traen a veces problemas familiares terribles.

¿Se puede renunciar a una herencia para evitar las deudas? 

No hace falta renunciar a una herencia para evitar las deudas. No es tan fácil renunciar y a veces ni siquiera es posible, porque (por defecto, al ser muchos testamentos una plantilla) si un heredero renuncia, hay una cláusula por la que el testador, en caso de renuncia, hizo constar que la herencia pasa directamente a los herederos de quienes renuncien. Siempre es importante analizar bien una herencia antes de aceptarla sin más. Se deben pedir informes a la Seguridad Social, al Banco de España… Hay que saber si nuestros padres han dejado deudas que desconocemos y si se va a poder hacer frente a ellas. Además, si se quiere aceptar una herencia con deudas, se puede hacer a beneficio de inventario.

¿En qué consiste?

Aceptar a beneficio de inventario es responder las deudas solo con bienes de la herencia, sin poner en peligro el patrimonio personal del heredero.

Usted aboga por acercar el Derecho a los ciudadanos con un lenguaje más sencillo. Incluso cree en la necesidad de que se impartan clases de estas materias en los colegios e institutos. ¿Cree que resolvería muchos problemas futuros contar con esta formación?

Sí, creo que sería importante enseñar conceptos básicos de Derecho y de Educación Financiera a los adolescentes. Evitaría muchos problemas, sí.

¿Tanto desconocemos respecto a las herencias?

Muchas cosas. Por ejemplo, que si no te casas, aunque seas la pareja de toda la vida, no tienes derecho a herencia si no hay testamento. Y sí estás en el testamento, serás heredero colateral y heredar te saldrá carísimo. En este caso, debería haber cambios pues es muy injusto… Las familias han cambiado mucho, ya no son un matrimonio de padre y madre con hijos. Ahora hay muchas formas de familia y de uniones, y deberían tener su reflejo a la hora de heredar. También, por ejemplo, hay impuestos relacionados con la herencia a los que no prestamos atención, como la plusvalía. Centrados en el impuesto de sucesiones no se suele reparar en lo carísimo que es este impuesto municipal, que casi ningún ayuntamiento elimina, a pesar de haber sido declarado parcialmente inconstitucional por dos sentencias del Tribunal Constitucional.

¿Qué aconsejaría sí o sí hacer siempre respecto a una herencia?

Es importante hacer testamento, pero lo más personalizado y concreto posible, tras una hora o dos con un abogado especializado que nos oriente. Luego ya el notario lo pondrá con sus palabras, pero es importante dejar todo lo más ajustado a cada situación concreta, no hacer un testamento mecanizado. Y no tiene por qué ser extenso, pero sí complejo y adecuado a la situación personal, porque cada familia tiene sus problemas y sus circunstancias. Además, no es caro y evita muchos gastos posteriores.

Etiquetas:

herencia


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones