Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Videojuegos: ¿más de 3 horas jugando? Cuidado con la salud… ¡y con el dinero!

Además de tener a tus hijos enganchados y alejados del deporte o los amigos, pasar muchas horas con videojuegos puede aumentar en más de 40 euros al año el recibo de la luz

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 julio de 2019

En verano, cuando más tiempo tienen y más actividades pueden realizar al aire libre, bastantes niños y jóvenes prefieren enclaustrarse en sus habitaciones o monopolizar el salón para en sus consolas, ordenadores o tabletas jugar a Fortnite, Super Smash Bros o Mario Kart 8 Deluxe. Pasar demasiado tiempo con los videojuegos puede llegar a generar problemas de conducta o de atención en los menores. Pero, además, supone un gasto de energía añadido (incluso en modo reposo) que notarás en tu factura de la luz.

Imagen: Bokskapet

Limita las horas de videojuegos y diversifica el ocio de tu hijo

A casi todos los padres les parece que sus hijos dedican demasiado tiempo a los videojuegos, pero ¿cuántas horas es demasiado? Estudios recientes de la Universidad de Oxford (Reino Unido) sugieren que el tiempo recomendable del uso de los videojuegos sería menos de una hora al día. Sin embargo, Daniel Rama, psicólogo y vicepresidente de la Asociación Española de Psicología del Niño y Adolescente (APSNAE) señala que, con un criterio menos restrictivo, "el siguiente corte deberíamos establecerlo en tres horas. Si juegan dos horas, mejor que tres... pero sí parece que tres puede ser buen tope".

Imagen: superanton

Para que los videojuegos sean una buena alternativa de ocio "conviene que el ordenador o la videoconsola estén en zonas comunes" y que las horas de juego se acuerden entre padres e hijos, según explica el psicólogo. Asimismo, opina que es conveniente "estar atento a que no sea la única fuente de diversión de los niños. Es muy importante que sea una opción más".

Y, por supuesto, resulta esencial conocer "para qué juegan a los videojuegos: no es lo mismo que sea para divertirse o integrarse socialmente (posibles beneficios), que para abstraerse de la realidad o como único regulador emocional (posibles riesgos)".

Limita las horas de juego... ¡y no gastes dinero de más!

Si estás cansado de ver a tus hijos sin separarse del ordenador, ahora tienes una razón más para limitar sus ratos de juego tecnológico y, a la vez, velar por su salud. Un estudio realizado por la energética alemana Eon afirma que dos horas diarias jugando a videojuegos pueden suponer un gasto de luz de 36 euros al año, en el modelo que más gasta.

Imagen: inspiredimages

La explicación hay que buscarla en "los requisitos de energía de las consolas, que aumentan cada año", debido en parte al desarrollo de gráficos y animaciones "que intensifican el consumo de energía". Pero hay modelos y modelos... El gasto oscila entre los 36/34 euros anuales de las más sofisticadas (Xbox One X o PlayStation 4 Pro) a los 3 euros al año que emplea la Nintendo Switch.

Si quieres ahorrar, no dejes en reposo la consola y desconecta por completo el equipo después de jugar

Y a este desembolso hay que sumar la energía que consume el televisor (jugar con videoconsolas en este aparato gasta 60 veces más energía que hacerlo en un smartphone, mucho más eficientes) y las horas de juego por hogar. Y es que no es extraño que en una casa se dediquen más de dos horas diarias a los videojuegos, porque lo habitual es que más de una persona lo haga cada día en una misma vivienda.

¡Ojo! Conviene tener en cuenta que las consolas consumen también en estado de reposo. Y esto puede aumentar el gasto en luz pues, como señala el informe citado, puede aumentar en 4 o 5 euros más al año en los modelos que más energía precisan para funcionar. Por ello, recomiendan "desconectar por completo el dispositivo tras terminar de jugar", si deseamoa ahorrar.

¿Diversión o adicción? Señales de alarma con los videojuegos

Tu hijo juega mucho a videojuegos, pero ¿es un problema? “El número de horas no es determinante para ver si el uso es problemático o adictivo, pero sí es importante valorarlo”, explica el psicólogo Daniel Rama. Sin embargo, lo relevante es que los padres observen si su niño padece alguno o varios de estos síntomas:

  • Abstinencia: malestar físico o psicológico cuando se deja de realizar un comportamiento (jugar a videojuegos), que se produce cuando la persona es adicta a ello.
  • Tolerancia: “Cada vez necesita más”. Necesidad de aumentar la magnitud o la frecuencia para conseguir la excitación deseada.

  • Preocupación frecuente o excesiva por jugar.

  • Intentos fallidos para reducir o dejar de jugar.

  • Consecuencias negativas o pérdida de interés en el ámbito social, familiar, laboral o académico, producidas por el juego.

  • Continúan jugando a pesar de las consecuencias, aunque saben que han podido ser provocadas por el juego.

  • Engaño a sí mismo (“juego una hora y me voy a dormir”) y a sus familiares y amigos con el número de horas jugadas.

  • Intranquilidad o irritabilidad cuando no pueden jugar.

  • Cuando utiliza el juego para escapar del malestar emocional o para mejorar su estado de ánimo recurrentemente.

Etiquetas:

videojuego

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones