Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Cómo serán los depósitos bancarios en 2019?

La rentabilidad de los plazos fijos estará condicionada a la estrategia del Banco Central Europeo

Los depósitos bancarios en nuestro país no están pasando por su mejor momento. De hecho, están viviendo el peor de la última década. En noviembre, los depósitos a plazo fijo se firmaron de media al 0,049 %, según el Banco de España; es decir, por cada 1.000 euros el ahorrador se llevaba 49 céntimos al cabo de un año. Si no fuera porque en agosto el tipo de interés medio estuvo en el 0,046 %, la del undécimo mes de 2018 sería la peor rentabilidad desde enero de 2003. Pero ¿qué pasará este año? En este artículo desvelamos si hay motivos para que los ahorradores tengan esperanza o si, por el contrario, la situación podría seguir en mínimos históricos.

¿Mejorarán los depósitos en 2019?

La situación actual ha provocado que algunos bancos hayan dejado de comercializar depósitos abiertamente y que otros los promocionen con una rentabilidad del 0 %. ¿Se imaginan hace 10 años, cuando los plazos fijos rentaban de media al 4 o al 5 %, encontrar un depósito al 0 %? Pues la realidad ha superado la ficción.

Por desgracia para los ahorradores, todo parece indicar que la rentabilidad de los depósitos seguirá en mínimos históricos durante 2019, al menos durante gran parte del año.

A la espera de que el Banco Central Europeo mueva ficha

La rentabilidad de los plazos fijos depende, en gran medida, de la evolución de los tipos de interés oficiales, del precio al que las entidades se financian en el Banco Central Europeo (BCE) y de la facilidad de depósito, el interés que se paga por los depósitos a un día que los bancos realizan en los reguladores.

El tipo central lleva instalado en el 0 % desde marzo de 2016 y la facilidad de depósito lleva en terreno negativo desde junio de 2014. Traducción: las entidades deben abonar por dejar su excedente de liquidez en las arcas del BCE, pero, a cambio, tienen a su disposición un grifo de dinero barato. En este contexto, es lógico que los bancos no quieran captar pasivo, primero, porque pueden financiarse gratis en el BCE y, segundo, porque los depósitos están penalizados.

La esperanza de los ahorradores es que los tipos de intervención del BCE cambien de dirección en 2019, algo que el regulador empezará a plantearse en breve. Según señaló en octubre Klaas Knot, gobernador del Banco Central de los Países Bajos, los tipos se mantendrán como hasta ahora "hasta al menos durante el verano de 2019". La vista entonces está fijada en la época estival, fecha a partir de la cual el BCE podría modificar su política monetaria. Aunque hay muchas dudas al respecto.

De acuerdo con el último informe de estrategias de inversión de Bankinter, publicado en diciembre, la entidad calcula que en 2019 los tipos de interés seguirán al 0 %. Al menos, ese es el escenario central. Si nos ponemos optimistas, la estimación es del 0,3 %. Para 2020 las previsiones son mejores: el tipo de intervención oscilaría entre el 0,20 % para el escenario más pesimista y el 0,60 % para el más optimista. Por su parte, la facilidad de depósito podría entrar en terreno positivo en 2020, a pesar de que durante este año podría recortarse.

Aunque está por ver qué ocurrirá en 2019 con los tipos oficiales, todo apunta a que los plazos fijos seguirán en mínimos. Por mucho que el BCE varíe su política monetaria, los cambios vendrán a cuentagotas y durante la segunda mitad del año -si es que llegan- y el efecto sobre los depósitos será progresivo.

Mientras, en Europa...

La política monetaria del Banco Central Europeo no ha afectado por igual a la rentabilidad de los plazos fijos de todos los países de la zona del euro. Mientras que en noviembre las entidades pagaban alrededor de un 0,05 % por los depósitos de los españoles, en la eurozona la media para las imposiciones con un vencimiento inferior a los dos años era del 0,29 %, según el BCE. En Malta, la media era del 0,64 %; en Italia, del 0,77 %; y en los Países Bajos, del 1,26 %.

¿Dónde buscar rentabilidad en 2019?

Visto lo anterior, el extranjero es el mejor sitio para encontrar depósitos rentables, sobre todo ahora que con Internet contratar un plazo fijo fuera de nuestro país puede hacerse con un par de clics y en español.

Para los que no quieran abandonar el territorio nacional, las cuentas remuneradas pueden ser un refugio. Los bancos están apostando por ellas para captar clientes y ofrecen rentabilidades muy superiores a las de los depósitos. Las principales pegas son que, por lo general, cuanto más alta es la rentabilidad, menor es el saldo máximo remunerable y que, en muchos casos, para acceder a estas ofertas es necesario domiciliar la nómina.

Sea como sea, el mejor método para rentabilizar los ahorros sin riesgo es comparar depósitos a plazo fijo y cuentas. De esta forma nos aseguraremos de encontrar la opción más interesante en función de nuestras expectativas.

Etiquetas:

depósitos

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

HelpMyCash

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto