Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Confeccionar una cartera de valores

Permite obtener el mejor rendimiento en la renta variable al diversificar la inversión en valores muy distintos

Si en algo coinciden la mayoría de analistas bursátiles es en señalar la importancia de diversificar la inversión en Bolsa, sin concentrarla únicamente en un valor. Por ello conviene prestar atención a la conformación de una cartera de valores, un instrumento esencial para que el pequeño y mediano inversor pueda obtener el mejor rendimiento en la renta variable, ya que precisamente permite la diversificación en la inversión. Su objetivo es constituir una cartera modelo como resultado de aglutinar una serie de valores recomendados por los expertos bursátiles.

Desde 15.000 euros, una gran parte de bancos y cajas de ahorro ofrece un servicio a través del cual se elaboran carteras en función del perfil de cada cliente, utilizando dos estilos de gestión:

  • Gestión cuantitativa, con el objetivo principal de conservar el capital en fases bajistas de mercado y aprovechar oportunidades en fases alcistas, siguiendo un modelo matemático. Este tipo de inversión está recomendado para inversores que prefieran controlar el riesgo y conservar su patrimonio antes que maximizar la rentabilidad.
  • Carteras gestionadas por análisis fundamental, que pretenden conseguir la mayor rentabilidad posible para sus inversiones sobre la base de criterios de análisis fundamental. Este método no tiene control de riesgo determinado y está disponible para fondos de inversión y valores.

Una cartera debe estar basada sobre todo en los valores de alto peso específico en la renta variable

Bankinter es una de las entidades que ofrece este servicio, y contempla la suscripción de dos carteras: "Ibex 5", para inversiones comprendidas entre 15.000 y 60.000 euros y que invierte en los valores más líquidos del índice nacional y con mejor comportamiento en cada momento; y "Euro 10", para inversiones a partir de 25.000 euros y un máximo de 100.000 euros, cuya inversión está basada en los valores con mayores expectativas de revalorización de entre los 50 mejores valores europeos. La Caja de Ahorros de la Inmaculada, por su parte, permite operar en la cartera de valores a través del canal que el cliente seleccione: por Internet, telefónicamente o a través de la red de oficinas. Además, en la sección "CAI Mercados" se pueden consultar las cotizaciones, noticias, movimientos, análisis técnico y fundamental... de los valores que cotizan en la Bolsa española.

Crear hasta cinco carteras como titular o cotitular es la apuesta de Bancaja, que además proporciona el análisis fundamental y técnico de los valores que las componen. Caja Madrid incide en el análisis de los gráficos a la hora de constituir una cartera de valores favoritos; BBVA ofrece una gestión integral de la cartera de valores mobiliarios.

Servicios y promociones

Las entidades que elaboran carteras de valores cuentan, del mismo modo, con servicios adicionales para ayudar al inversor. Así, La Caixa pone a disposición de sus clientes una nueva herramienta gratuita que permite conocer, mediante un simulador de renta variable, el número de contratos de derivados que necesitan para gestionar el impacto que puede tener sobre sus valores una caída de los mercados bursátiles. El simulador es accesible a través de la página web de La Caixa y de la red de oficinas, y los clientes que cuenten con una cartera de valores incluidos en los índices Ibex 35 y Eurostoxx 50 pueden obtener un cálculo con la cantidad y tipo de derivado (futuros, opciones o "warrants") necesarios para cubrir toda o parte de la cartera de valores, manteniendo un histórico de las simulaciones realizadas. También se pueden contratar automáticamente estos productos para proteger todas o una parte de las acciones. En un mercado con tendencia bajista, cubrir una cartera de valores con productos derivados presenta la ventaja de compensar las pérdidas que provienen de la cartera con los beneficios de la posición adoptada en derivados. Asimismo, la cobertura de las inversiones en Bolsa puede ser útil para quienes consideren que los mercados van a bajar y, por diferentes motivos, decidan mantener las acciones en cartera.

Los clientes de Unicaja pueden consultar las cotizaciones de los valores del Mercado Continuo en tiempo real (si no se es cliente, con 15 minutos de retraso) y pueden seleccionar entre los cinco valores que más bajan, los cinco que más suben, los de mayor volumen... Además, durante los últimos ejercicios los bancos y cajas de ahorro facilitan el acceso a las últimas y más interesantes noticias sobre las compañías que cotizan en Bolsa, los comentarios del día y un análisis de las principales empresas, mercados y sectores económicos. Y a ello hay que sumar el acceso a créditos en condiciones preferentes para comprar valores (cuenta de crédito valores) y, si necesita dinero para cualquier otra finalidad, el préstamo con garantía de valores.

Una herramienta permite a los clientes conocer los contratos de derivados necesarios para gestionar el impacto de una caída bursátil

En su afán por aumentar su número de clientes, las entidades financieras ofrecen también promociones que bonifican el traspaso de carteras de valores a otro banco. Openbank y la Caja de Ahorros del Mediterráneo han sido las últimas en lanzar una de estas ofertas, regalando el 2% del valor nominal de aquellas carteras de valores que sean transferidas a la entidad hasta un máximo de 600 y 1.000 euros, respectivamente. Uno-e, por su parte, regala el 1% por traspasar la cartera de valores desde otra entidad. Estas promociones tienen un componente negativo y es que solamente son válidas durante un período de tiempo limitado a la promoción. También algunos brokers realizan esta estrategia comercial y obsequian con un número determinado de acciones al cliente para que traspase su inversión.

Invertir sin equivocarse

Hay algunas normas elementales que pueden ser un arma de gran utilidad para los pequeños y medianos inversores a la hora de perfilar su cartera de valores:

  • Nunca se debe invertir más del 30%-50% de capital disponible en la renta variable.
  • Invertir sólo el capital que el inversor no vaya a necesitar durante un periodo de tiempo relativamente largo.
  • Tampoco se debe invertir todo el capital en un único valor, error que cometen muchos inversores, sino diversificar la inversión a través de una selección de varios valores que ofrezcan las suficientes garantías.
  • Nunca se debe invertir más del 10%-20% de la cartera en valores de tipo especulativo o que dispongan de poca liquidez.
  • La base de la cartera de valores debe estar sustentada en valores "blue chips" o que estén integrados en el índice Ibex-35 o cualquier índice de referencia internacional.
  • Se debe cuantificar el periodo de permanencia del mismo, es decir si está dirigido a corto, medio o largo plazo, ya que en función de ello puede variar la composición de la cartera.
  • Ponerse en manos de asesores bursátiles es muy útil, pues ayudan al pequeño y mediano inversor a canalizar la composición de su cartera. Incluso hay carteras ya elaboradas por las entidades gestoras que ofrecen una buena posibilidad de inversión y tienen la garantía del grupo financiero que las emite.

    CÓMO CONSTITUIR UNA CARTERA RENTABLE

  • Los inversores pueden suscribirse a alguna reconocida web bursátil que se dedique a analizar información financiera para pequeños y medianos ahorradores. Generalmente son independientes de las empresas que mencionan, no reciben comisiones y tienen como fuente de ingreso las suscripciones de los inversores. Es decir, son independientes de los intereses financieros.
  • Han de estar atentos a las carteras modelo que desarrollan los intermediarios financieros y conocer su evolución durante un período de tiempo determinado, para comprobar si están ante un modelo que se puede adaptar a las necesidades de cada inversor.
  • Es recomendable leer detenidamente los informes existentes para cada valor y estudiar los gráficos que se refieren a los movimientos de precios y a los volúmenes operados. Se pueden analizar igualmente las tendencias de los capitales a corto y largo plazo.
  • Conviene analizar los últimos tres meses del historial de los valores, o llevar a cabo una evaluación de prueba de los tres próximos meses de precios futuros.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto