Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La cara más amable del Euribor

Numerosos productos de ahorro e inversión vinculan su rentabilidad a la evolución del Euribor, cuyo rendimiento anual puede alcanzar casi el 5%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 23 octubre de 2007
Img dinero listado Imagen: sanja gjenero

El Euribor se ha convertido en un índice odiado por muchos españoles, que están viendo cómo se vacían sus bolsillos por culpa de este indicador, que lleva 24 meses seguidos encareciendo las hipotecas. Pero, aunque parezca increíble, este protagonista del mundo económico también tiene su cara positiva, y puede permitir ganar dinero. Mientras miles de ahorradores desesperan por la subida del índice y el notable encarecimiento de sus préstamos, todos aquellos que tienen depósitos referenciados al indicador se benefician al comprobar cómo suben los intereses generados por su ahorro. Y es que el Euribor no sólo es un índice hipotecario, al que se vinculan más de un 95% de las hipotecas españolas. Este indicador también se toma como referencia para calcular la rentabilidad de muchos productos de ahorro bancario, puramente conservadores, como depósitos y bonos. E incluso de algunos fondos de inversión. En la actualidad, son muchos los instrumentos que pueden ofrecer rentabilidades que rondan el nivel al que se sitúa ahora el Euribor, en torno al 4,7% a plazos de tiempo relativamente cortos, entre tres a seis meses.

Cálculo del Euribor

/imgs/2007/10/dinero.listado.jpg

El rostro más conocido del Euribor es el que le vincula con el pago de las letras hipotecarias. De él conviene conocer que es un índice que va variando mensualmente, según la evolución del mercado. El indicador está, por tanto, sujeto a circunstancias variables como los movimientos que puedan registrar los tipos de interés oficiales, la situación del crédito, la liquidez del sistema financiero… Entre el día 15 y el 18, todos los meses el Banco de España publica el dato del Euribor hipotecario (que suele coincidir con el Euribor a un año), que es el que se utiliza para revisar el tipo de interés de los préstamos hipotecarios. Sin embargo, al margen del Euribor hipotecario (a un año), en el mercado se calcula diariamente una amplia gama de indicadores, hermanos pequeños de este Euribor. Por ejemplo, existe el Euribor a un día, a una semana, a un mes, a dos meses, a seis, a siete meses… Los productos de ahorro referenciados al índice suelen tomar uno de estos indicadores menores del Euribor a un año para calcular su rentabilidad. Por lo general, las entidades utilizan el Euribor a tres meses, en la actualidad en el 4,754% para calcular los rendimientos que puede dar un depósito o un bono y, de hecho, se comprometen a revisar trimestralmente el interés que otorgarán. En otros casos, también se utiliza el Euribor a seis meses (colocado en el 4,716%).


Interesa invertir en productos referenciados al Euribor pues se espera que, en el corto plazo, se mantenga entre el 4,4% y el 5%, y sus intereses superarán con creces la inflación, que está en el 2,7%

En cualquier caso, antes de contratar un producto de ahorro referenciado al este índice, conviene conocer cuál es la referencia que la entidad utiliza para calcular su rentabilidad. Lo cierto es que a partir de los tres meses, los intereses que ofrecen este tipo de depósitos son muy similares. En la actualidad, el Euribor calculado a partir de tres meses y hasta doce se sitúa en el 4,7%, con leves variaciones decimales. Las diferencias sí que son algo más apreciables en el caso del Euribor a un día o a una semana, que se sitúa en el 4,13% o el de un mes, en el 4,3%.

En la actualidad, es interesante invertir en un producto referenciado al Euribor ya que se espera que, al menos en el corto plazo, el indicador se mantenga más o menos estable en los niveles actuales. Gregorio Mayayo, presidente de la Asociación Hipotecaria Española, estima que en el corto y medio plazo este índice referencial se mantendrá en torno al 4,7% actual, con posibilidad de subir o bajar en un margen de 30 puntos básicos. Es decir, que puede fluctuar entre el 4,4% y el 5%. En estos niveles, es atractivo apostar por un depósito o un bono vinculado a este índice, ya que los intereses que ofrecerán superarán con creces la inflación, que actualmente se sitúa en el 2,7%.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones