Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Pedir un préstamo para pagar otro

Compensa en muy pocas ocasiones debido a los intereses, comisiones e impuestos que hay que abonar

Capacidad de endeudamiento

/imgs/2008/12/prestamos.art.jpgEn estos momentos de crisis en que muchas familias no saben qué hacer para afrontar tantas deudas, entre ellas las hipotecarias, y en una coyuntura laboral cada vez más inestable, no son pocos quienes se plantean solicitar un nuevo préstamo para pagar el primero. Una opción que puede entenderse, en princio, descabellada porque supone entrar en un círculo vicioso de difícil salida, salvo que el titular esté seguro de que contará con ingresos elevados en un periodo posterior con los que podrá hacer frente al pago del segundo crédito.

Lo primero que debe hacer la persona que ha llegado a una situación en la que le cuesta pagar las mensualidades del primer préstamo es analizar la capacidad de endeudamiento que aún tiene. Es importante hacer un estudio claro y exhaustivo de los ingresos que le reporta su trabajo, si está seguro de que éste es fijo o corre el riesgo de perderlo, y reflexionar sobre los bienes con los que cuenta y si estos son o no prescindibles. Por otra parte, ha de calcular los gastos fijos mensuales actuales y los de los próximos meses, como el pago de cuotas de hipoteca o de préstamos personales. Esto le dará una idea de la situación en la que se encuentra, y su nivel de endeudamiento, que los expertos aconsejan limitar al 40%.

Quien decida solicitar un préstamo para poder hacer frente al pago de otro debe tener en cuenta varios factores como los intereses, comisiones e impuestos que deberá pagar. El préstamo va acompañado de unos gastos iniciales de apertura, documentación e impuestos jurídicos. Además, hay que abonar los honorarios del notario y del registro. Después hay que considerar el tipo de interés que se aplica así como la penalización por la cancelación o amortización anticipada si esto sucede. Por otra parte, es importante valorar cuánto hay que pagar por el retraso de las cuotas impagadas por si esto llegara a ocurrir. No obstante, si el segundo crédito se solicita en una entidad de confianza, donde conocen al titular, su capacidad para negociar el pago de comisiones y el tipo de interés es mayor.

Otro dato negativo a tener en cuenta antes de solicitar un crédito es que si la garantía del préstamo es personal, el titular y los fiadores responden personalmente con sus bienes presentes y futuros.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones