Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Resistencia y soporte en Bolsa: ¿cómo utilizarlos para ganar dinero?

Respetar las resistencias y los soportes en Bolsa será la antesala para evitar pérdidas en la inversión, además de para cimentar operaciones con grandes expectativas de revalorización

Img 6551520247ae0315efb8b Imagen: 401(K) 2012

Resistencias y soportes son zonas de cotización de los activos financieros donde, por lo general, se detienen los movimientos alcistas y bajistas. Pero, si son superados, constituyen un punto de referencia técnico para que los minoristas entren o salgan de los mercados financieros. El objetivo es evitar quebraderos de cabeza por la evolución de la cartera de inversión y las pérdidas que puedan generarse. En este artículo, aparte de explicar qué son las resistencias y los soportes en Bolsa, se ofrecen estrategias para hacer crecer la inversión a partir de la aparición de estos niveles en los precios.

Resistencias y soportes: ¿qué son estas zonas de precios?

Para ganar dinero con las inversiones en Bolsa, no queda más remedio que realizar operaciones sobre las resistencias y los soportes en el precio de las cotizaciones. Esta es la estrategia más sencilla, y a la vez efectiva, para conseguir dinero: obtener las máximas plusvalías.

Resistencias y soportes son claves en el análisis técnico de los mercados financieros. Su información procede de los gráficos que presenten valores, índices o sectores bursátiles.

La resistencia es el nivel de precios que presenta un activo financiero, el punto en el que se detiene la subida de la cotización. Por lo general, cuando lo supera, rebota con fuerza, porque las compras se imponen con claridad sobre las ventas, mientras que, si no es así, tiende a corregir su precio, con descensos en su cotización.

El soporte, por el contrario, es la figura contrapuesta. Es decir, cuando sus precios se detienen después del descenso en su cotización, para habitualmente emprender la tendencia alcista en las próximas sesiones bursátiles. Pero está el riesgo de que, si lo vulnera, será una señal clara de nuevas pérdidas.

No son niveles fijos, sino que están constituidos en función de la cotización de los activos financieros y, a medida que la tendencia es alcista o bajista, se sitúan más arriba o por debajo en el gráfico. Por eso, los inversores que se decanten por esta estrategia para realizar sus inversiones tendrán que examinarlo a través de su análisis técnico, sobre todo si no desean colocarse en una espiral de pérdidas. Pero lo más beneficioso para ellos es que les ayudará a conformar su cartera de inversión con éxito.

Ganar dinero: estrategias desde estos niveles

Entre los inversores menos experimentados, es habitual hacer sus compras o ventas de acciones sin ninguna estrategia definida. Comenten un grave error si se dejan llevar por esta iniciativa tan desafortunada para sus intereses. Para evitar estas prácticas poco recomendables, pueden diseñar un modelo basado en tomar y deshacer posiciones cuando sus precios alcanzan estos niveles.
  • ¿Cuándo comprar? Superadas las resistencias

    Para comprar acciones tienen dos alternativas. Por un lado, formalizar las operaciones si el precio de las acciones aguanta la zona de soporte, con todo un recorrido alcista por delante.

    Y, por otro, en caso que haya una rotura clara de los niveles de resistencia, este movimiento indicará que se tiene por delante un escenario de importantes revalorizaciones, probablemente hasta que se tope con otra figura de las mismas características, que detendrá el avance de las acciones.

  • ¿Cuándo vender? En rotura de soportes

    Por lo que respecta a las órdenes de venta, se desarrollarán bajo la misma mecánica que en el planteamiento anterior, pero a la inversa. Como consecuencia de ello, los inversores deberán estar atentos ante cualquier rotura de estos niveles, que indicará la venta de acciones y con un objetivo bien definido: evitar que mayores pérdidas se instalen en la cartera de valores. Por el contrario, si no se puede con las resistencias, será la excusa perfecta para realizar correcciones. Una venta evitará males mayores.

    En ambos casos, supone una de las estrategias más efectivas para proteger los ahorros. Por un lado, consiguiendo amplias plusvalías y, por otro, limitando las pérdidas que puedan desarrollarse en el futuro. Su aplicación no requiere de especiales conocimientos, sino tan solo seguir con cierta frecuencia la cotización de las acciones a través de un gráfico en donde se visualizarán estas zonas de cotización.

    Caída y subida libre

    ¿Qué sucede cuando ya no hay más soportes y resistencias en la cotización de las acciones? En este caso se habla de subidas y caídas libres, dos escenarios contrapuestos que generan gratificantes y pésimos resultados en la inversión de empresas cotizadas en Bolsa, respectivamente.

    En el primer caso (subidas), al no haber ya puntos de referencia, las acciones se encuentran en una situación idónea para dispararse en sus precios, sin límites.

    Por el contrario, las caídas libres deben evitarse a toda costa en cualquier estrategia inversora, ya que supondrá que las pérdidas se agudizarán de forma brusca y, lo peor para los intereses de los ahorradores, sin un punto de referencia definido para cambiar de tendencia, al menos a corto y medio plazo. Implica una situación de excesivo riesgo que llevará a que los accionistas se dejen por el camino muchos euros.

    RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones