Hacienda recaudó 10.043 millones de euros en 2010 por el control del fraude fiscal

La deuda media por contribuyente inspeccionado ascendió a 250.888 euros, un 43,9% más que en 2009
Por EROSKI Consumer 9 de febrero de 2011

La prevención y lucha contra el fraude fiscal repercutieron en una recaudación por parte de la Agencia Tributaria de 10.043 millones de euros en 2010, un 23,7% más que en 2009 y alrededor de un 1% del PIB (Producto Interior Bruto), según informaron el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y el director general de la Agencia Tributaria, Juan Manuel López-Carbajo. En total, fruto de la planificación en la prevención y lucha contra el fraude, se han recuperado 45.583 millones de euros desde 2005.

La recaudación directa por actuaciones de control, incluida la minoración de devoluciones, ascendió a 8.499 millones de euros en 2010, un 21,3% más que en el ejercicio previo. La recaudación por regularizaciones voluntarias, atribuible al efecto inducido, aumentó un 38,9% hasta los 1.544 millones de euros. La planificación a largo plazo y el «énfasis en la investigación del fraude más complejo y de mayor importe» es la principal razón del aumento de los ingresos por prevención y lucha contra el fraude en los últimos años, aseguró el Ministerio de Economía y Hacienda.

En 2010, la deuda media por contribuyente inspeccionado ascendió a 250.888 euros, un 43,9% más que en 2009. La deuda media se ha incrementado desde 2005, cuando estaba en 116.000 euros. El principal incremento en estos últimos años se debió a los resultados provenientes de actuaciones de control de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, creada en 2006 y que gestiona la relación con aquellos contribuyentes que tienen una facturación superior a los 100 millones de euros.

Los expedientes de delito fiscal remitidos a la fiscalía fueron 938 en 2010, y la cuota defrauda en su conjunto sumó 696 millones de euros, un 11,2% menos que el ejercicio anterior. Las investigaciones sobre la utilización de grandes cantidades de efectivo con billetes de alta denominación dieron como resultado hasta 2010 unas cuotas liquidadas por un total de 1.114 millones de euros. De éstos, 425,56 millones fueron por declaraciones extemporáneas, 541,03 por deuda incoada y 147,9 por delitos denunciados. En 2010, se inspeccionó a 5.809 contribuyentes del sector inmobiliario, un 16,5% menos que en 2009. La deuda descubierta ascendió, sin embargo, un 19%, hasta los 1.735 millones de euros.

Plan de control en 2011

En 2011, los criterios básicos de actuación en las labores de control se centrarán en la comprobación e investigación sobre el fraude fiscal, la lucha contra el fraude en fase recaudatoria y el control sobre los tributos cedidos.

El grueso de las actuaciones se realizará en sectores en los que existe una mayor percepción de fraude, como es el caso de los profesionales o los contribuyentes con signos externos de riqueza que no se correspondan con los niveles de renta declarados, así como la lucha contra la economía sumergida de forma conjunta y coordinada con la Inspección de Trabajo y la Tesorería de la Seguridad Social.