Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La Generalitat multa con 21 millones a REE y Fecsa-Endesa por el apagón del año pasado en Barcelona

Considera que las empresas incurrieron en una infracción "muy grave" al dejar sin luz a 323.337 abonados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 9 julio de 2008
La Generalitat de Cataluña ha impuesto una multa de 11 millones de euros a Red Eléctrica Española (REE) y de 10 millones a Fecsa-Endesa por el apagón del 23 de julio de 2007 que afectó a más de 320.000 usuarios de Barcelona, L´Hospitalet y Esplugues de Llobregat. Las compañías disponen ahora de dos semanas para presentar sus alegaciones ante unas multas que han calificado de "excesivas".

Imagen: CONSUMER EROSKI

La sanción, según el Gobierno catalán, les ha sido impuesta porque "las empresas incurrieron en una infracción administrativa muy grave al dejar sin suministro eléctrico a 323.337 abonados de Barcelona y de su área metropolitana durante un máximo de 56 horas y 42 minutos".

El proceso de investigación de las causas del incidente comenzó el mismo día del apagón con la instrucción de dos expedientes informativos que se cerraron el pasado 4 de octubre. A partir de la información recogida en estos dos expedientes, la Administración autonómica comenzó el proceso para determinar las responsabilidades del corte eléctrico.

Fin de las obras

La comunicación de las sanciones ha coincidido con el final de las obras de reconstrucción y ampliación a tres líneas de transporte de la subestación eléctrica del barrio de Maragall (Barcelona), que fue la que se incendió durante el apagón y que ha estado funcionando hasta hace unos días de forma provisional.

La normativa autonómica recoge sanciones entre 600.000 y 30 millones de euros para este tipo de incidencias

La normativa autonómica recoge sanciones entre 600.000 y 30 millones de euros para este tipo de incidencias. Fecsa-Endesa ya ha pagado a 80.000 afectados que reclamaron compensaciones económicas. Las indemnizaciones ascendieron a 10 millones de euros, repartidos en pagos que oscilaron entre los 60 y los 300 euros, dependiendo del tiempo que el afectado permaneció sin suministro y del número de personas que habitaban la vivienda. La media fue de 125 euros.

Recurso

Fecsa-Endesa ya ha anunciado que recurrirá la sanción por considerarla excesiva, mientras que Red Eléctrica de España aún no se ha pronunciado sobre el asunto pero probablemente también presentará un recurso.

Desde Fecsa-Endesa señalan que el reparto entre las dos empresas implicadas "no es equiparable al número de afectados que recogían los expedientes informativos". Y añaden que se debe tener en cuenta el "esfuerzo inversor" de la compañía, que en el último año ha destinado 100 millones a Barcelona.

El deficiente estado de las infraestructuras de REE fue lo que permitió que la avería se extendiese

El informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) sobre el apagón indica que la responsabilidad de la caída del cable de distribución sobre la subestación de Collblanc fue de Fecsa Endesa, pero precisa que el deficiente estado de las infraestructuras de REE fue lo que permitió que la avería se extendiese.

La CNE explica que si sólo se hubiese visto afectado el cable, la falta de luz hubiera perjudicado a unos 40.000 vecinos durante una hora. Los posteriores incendios, a causa del precario estado de las infraestructuras, fueron los que provocaron un corte de energía mayor.

Por su parte, el alcalde de Barcelona ha dicho que las multas a estas compañías deben venir acompañadas de una política de inversiones por parte de las mismas. De lo contrario, apuntó, no servirán de nada.

Insuficientes para OCU

Para la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), las sanciones impuestas por la Generalitat "son insuficientes", sobre todo "si tenemos en cuenta que, según las normas, el expediente sancionador abierto podría haber supuesto una multa económica de hasta 30 millones de euros para cada una de las empresas".

A juicio de OCU, éste es un castigo "demasiado ligero" para las compañías responsables. "Pero no es de extrañar: las indemnizaciones ofrecidas el pasado año por Fecsa-Endesa y REE a los ciudadanos afectados también fueron manifiestamente insuficientes, y no guardaban proporción con el daño ocasionado y los perjuicios sufridos por los usuarios".

Esta organización interpuso una demanda judicial, en la que solicitaba una indemnización de, como mínimo, 300 euros por cada día sin luz. Por el momento, esta demanda no ha prosperado, aunque se encuentra recurrida ante la Audiencia Provincial de Barcelona, lo que unido a la "pobre sanción, nos hace pensar que, una vez más, las compañías se han ido de rositas (o casi), mientras que son los consumidores quienes pagan los platos rotos".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones