Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La Unión de Consumidores advierte sobre la detección de irregularidades con tarjetas de crédito

Aconseja informar a la entidad o a las autoridades cuando detecten cualquier problema

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 noviembre de 2004
Los organismos pertinentes han detectado últimamente ciertas irregularidades relacionadas con las tarjetas de crédito, como falta de seguridad de las bandas magnéticas, manipulación engañosa de los recibos, extravíos, robos o copias ilegales. Así lo ha señalado la Unión de Consumidores (UCE) de Albacete desde donde han advertido de la necesidad de extremar las precauciones cuando se paga con tarjeta, verificando que no se cobra dos veces un mismo concepto y que no se hacen con ella extrañas manipulaciones.

En caso de detectar cualquier problema o fraude, UCE recomienda comunicarlo a la entidad financiera o a la Policía Nacional o la Guardia Civil, en caso de estafa. Desde la organización han explicado que la falta de regulación y de medios tecnológicos que eviten fraudes y protejan a los titulares de las tarjetas produce que cada vez haya más hechos delictivos de este tipo.

Entre los consejos de UCE destacan: evitar la participación en sorteos o promociones en los que deba dar el nombre y número completo de la tarjeta a un extraño; negarse a facilitar estos datos por teléfono, y cuidar la clave personal memorizando el número secreto. Asimismo UCE aconseja a los usuarios que no tiren los extractos en comercios y cajeros para evitar que se conozcan sus datos.

Fraudes

Entre las actuaciones fraudulentas más frecuentes destaca la de los cargos indebidos, bien porque se pasa dos veces una tarjeta por un mismo importe o porque se pasa por un lector que copia los datos cuando el consumidor hace la compra.

En la misma línea son comunes los métodos para efectuar copias fraudulentas de tarjetas. El más habitual es el de colocar un dispositivo que se sobrepone en el lector original del cajero y que graba los datos personales cuando se pasa por encima la tarjeta. También los delincuentes usan una microcámara, dirigida al teclado del cajero, que permite averiguar los códigos secretos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones