Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cómo ahorrar agua de forma inteligente

Si se llevan a la práctica algunas de estas recomendaciones se contribuye a un beneficio colectivo y a una mejora del entorno natural.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 abril de 2005

-Instalar economizadores de agua

Cada vivienda puede reducir su consumo mediante la instalación de unos sencillos economizadores en los grifos, duchas e inodoros que permiten ahorrar hasta un 40% del agua que se gasta, sin que esto represente una pérdida de comodidad para el usuario. Estos dispositivos impiden la salida de un caudal excesivo de agua porque incorporan reductores de caudal, agregando por contrapartida distintos mecanismos, como microdispersores, que consiguen obtener un mayor volumen de agua con menor caudal. Si nos centramos en los inodoros, veremos que muchos modelos antiguos precisan más agua de la realmente necesaria. La capacidad máxima de la cisterna del WC, siguiendo un criterio ahorrador, debe ser de 6 litros, aunque la normativa española la fija en 9 litros. Además, si colocamos economizadores en todas las fuentes de agua de una vivienda de tres personas se puede conseguir un ahorro aproximado de 95.000 litros anuales.

-No malgastar el agua inútilmente

Algunas formas de hacerlo son:

-Aprovechar el agua que sale de la ducha mientras esperamos que se caliente llenando recipientes para destinarla a múltiples usos (váter, riego de macetas, lavar la ropa…). También es recomendable instalar una válvula termostática (mezcla de agua fría y caliente) en la salida del termo, para no perder el tiempo, agua y energía obteniendo la temperatura deseada.

-No lavar los platos en el fregadero con el grifo abierto sino llenar antes las pozas.

-No descongelar los alimentos con agua sino sacarlos del congelador con suficiente tiempo de antelación.

-Cerrar el grifo al lavarnos los dientes.

-Tomar una ducha en lugar de un baño.

-Cortar el agua mientras nos enjabonamos en la ducha.

Etiquetas:

agua ahorro h2o

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones