Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Descuentos en las tarifas de la luz, ¿qué tipo es el mejor?

Las compañías eléctricas ofrecen con sus tarifas descuentos de hasta 60 euros en una factura o rebaja mensual, pero no siempre resulta ventajoso

Imagen: ErikaWittlieb

Las ofertas constituyen siempre el mejor reclamo para captar nuevos clientes. Y si encima estamos ante empresas con una imagen un poco negativa, las promociones pueden aliviar tensiones con futuros clientes. Por eso, no resulta extraño que las compañías eléctricas lleven años apostando por lanzar tarifas de la luz junto a algunas promociones que atraigan a los más ahorradores. Ahora bien, dentro de las propuestas que hacen, ¿cuál nos permite ahorrar más? En este artículo hacemos un repaso para descubrirlo.

Ofertas que recortan el precio de la luz

Una de las promociones a la que más comercializadoras han recurrido a lo largo de los años es la que recorta el precio de la luz (kWh). La propuesta es tan sencilla como efectiva. Para hacernos una idea, se muestra como cualquier producto rebajado; es decir, con el porcentaje de descuento bien grande y una frase que engancha (5 % de descuento en el consumo para siempre, por ejemplo).

Este tipo de reclamo, por lo general, funciona por sí solo, ya que visualmente es atractivo. Ahora bien, ¿nos interesa o tiene trampa? Como cabría esperar, tiene sus pros y sus contras.

El lado positivo de este tipo de oferta está en que se aplica todos los meses. Así, es fácil que nos veamos tentados por el reclamo del 5 % o 10 % de descuento. Y es que, si pensamos en que nuestra factura es de 50 euros y nos descuentan un 10 %, el ahorro sería de unos cinco euros mensuales sin esfuerzo.

Pese a lo atractivo que pueda resultar ahorrarnos un 10 % sobre nuestro consumo, no hay que  perder de vista que la rebaja se aplica sobre el coste de la energía y nuestra factura está compuesta por muchos más conceptos. De hecho, el recorte se aplica antes de los impuestos, con lo que la rebaja acaba siendo muy sutil.

Un ejemplo. Si el precio de la luz es de 0,154877 euros/kWh y nos aplican un descuento del 10 %, el importe que pagaremos por el consumo será de 0,140797 euros/kWh. Entonces, para un gasto de 300 kWh/mes, el ahorro es de poco más de dos euros mensuales.

Descuento directo sobre la factura eléctrica

La otra gran propuesta que podemos conseguir en este 2019 incide sobre el recibo de la luz. Algunas compañías han dejado atrás los descuentos sobre el coste de la energía para rebajar, directamente, hasta 60 euros la factura. ¿Es mejor esta promoción que la que acabamos de ver? Una vez más, hay que ir con cautela.

Imagen: QuinceMedia

Este tipo de oferta se da cuando hacemos la contratación online en algunas compañías. De hecho, es un requisito imprescindible en muchos de los casos que la gestión se realice a través de Internet, por no mentar que solo algunas tarifas lo brindan.

Una vez pasado el filtro del producto y del modo de contratación, debemos revisar bien las condiciones de esta promoción. Así, es importante saber que el descuento no nos lo harán en la primera factura, sino que se puede demorar hasta el tercer mes, en función de la eléctrica. Además, este abono puede ir acompañado de una permanencia, con lo que a final de año puede ser que acabemos pagando más de lo que nos hemos ahorrado con la promoción.

Entonces, ¿con cuál me quedo?

Si estamos pensando en cambiar de tarifa de la luz, no es recomendable que nos dejemos llevar solo por las promociones. Por muy vistosas que resulten, queda claro que pueden tener trampa. Eso sí, no significa que las descartemos a la primera de cambio.

A grandes rasgos, entre ambos tipos de oferta, la que nos hace el descuento directo sobre la factura es mejor. Y es que si el consumo anual de una persona es de 3.000 kWh, debería subir su gasto energético hasta los 3.500 kWh/año para que la oferta con descuento sobre el precio de la energía iguale al ahorro que se puede conseguir con la rebaja directa sobre el recibo.

Aun así, la forma más inteligente de acabar pagando menos a final de mes consiste en comparar entre las diferentes tarifas para dar con la más económica, sin necesidad de depender de descuentos. En este sentido, un comparador puede sernos de gran utilidad, ya que el energético es un mercado que trabaja con precios un tanto complejos y un comparador que reúna todas las tarifas nos ayudará a entenderlas mejor.

Etiquetas:

ahorro luz

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

HelpMyCash

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto