Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El servicio de “roaming”

Para poder atender una llamada al móvil en el extranjero, el usuario es quien tiene que activar el servicio de itinerancia internacional

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 15 junio de 2005
Los servicios de itinerancia internacional, también conocidos como "roaming", permiten a los usuarios utilizar sus teléfonos móviles fuera del país en el que su operador tiene cobertura.

Para poder atender una llamada en el extranjero, el consumidor ha de tener activado el servicio de "roaming". En este caso, si contesta el teléfono fuera de España tiene que asumir la parte del precio de la llamada correspondiente al trayecto internacional.

Las compañías alcanzan acuerdos para compartir redes y hacer posibles estos servicios de itinerancia internacional que facilitan a cualquier persona seguir utilizando su móvil en un país diferente al suyo. Sin embargo, las tarifas por minuto son mucho más elevadas, por ejemplo, en el caso de Vodafone entre 0,68 y 1,90 euros más IVA en función del país.

Activar el servicio de realización y recepción de llamadas internacionales a los usuarios sin que éstos lo hayan solicitado ni dado su consentimiento expreso contravendría la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que en el punto 23 de su disposición adicional primera prohíbe "la imposición al consumidor de bienes y servicios complementarios o accesorios no solicitados", según la Federación de Consumidores en Acción (FACUA).

Recibir este servicio sin haberlo solicitado expresamente supone "un perjuicio económico para los usuarios que durante sus vacaciones reciban llamadas desde España y las acepten sin ser conscientes de su origen y/o del hecho de que implican un coste para ellos", indica FACUA.

La Federación advierte que la opción del "roaming" por defecto ha de estar desactivada y que si una compañía la activa sin expreso deseo de los usuarios no puede argumentar que desactivar el servicio puede hacerse de forma gratuita. Además, si darse de baja tuviese un coste la operadora incurriría en otra práctica ilegal.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones