Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Los productos de limpieza según sus propiedades fisioquímicas

Están regulados por el Real Decreto 255/2003

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 febrero de 2006
Los productos de limpieza utilizados habitualmente en el hogar pueden contener sustancias o preparados químicos peligrosos a los que hay que prestar una atención especial.

La tipificación de los productos químicos en una o varias categorías de peligro se efectúa, de acuerdo con el Real Decreto 255/2003, por el que se regula la clasificación, envasado y etiquetado de preparados peligrosos y por la Nota Técnica de Prevención nº 635 (NTP 635) del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

Según sus propiedades fisioquímicas, es decir por las reacciones que pueden tener con otros elementos, estas sustancias o preparados químicos se dividen en:

- Explosivos: Pueden reaccionar de forma exotérmica con rápida formación de gases, y que en condiciones determinadas detonan o deflagran o, bajo el efecto del calor, explotan. Su etiquetado debe contener un pictograma con la letra E.

- Comburentes: En contacto con otras sustancias (sobre todo con sustancias inflamables) producen una reacción fuertemente exotérmica. Su etiquetado debe contener un pictograma con la letra O.

- Extremadamente inflamables: Líquidos que tienen un punto de inflamación extremadamente baja y un punto de ebullición bajo, y gases que a temperatura y presión normales son inflamables en el aire. Su etiquetado debe contener un pictograma con las expresión F+.

- Fácilmente inflamables. Su etiquetado debe contener un pictograma con la expresión F y son:

- Los que pueden calentarse e inflamarse en el aire a temperatura ambiente sin aporte de energía.

- Los sólidos que puedan inflamarse fácilmente tras un breve contacto con una fuente de inflamación y que sigan quemándose o consumiéndose una vez retirada dicha fuente.

- Los líquidos cuyo punto de ignición sea muy bajo o que, en contacto con agua o aire húmedo, desprendan gases extremadamente inflamables en cantidades peligrosas.

- Inflamables. Son aquellos cuyo punto de ignición es bajo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones