Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Tarjetas para abaratar los transportes

La mayoría de los viajes baratos o gratuitos que se obtienen en los bancos se logran mediante programas que premian con puntos el uso de la tarjeta o la realización de muchos trayectos

¿Desea conseguir un billete para un trayecto en avión gratis o como mínimo bajo un descuento con el que ahorrarse unos cuantos euros en su reserva? Es posible gracias a un buen número de tarjetas que permiten ambas operaciones, destinadas a quienes viajan con regularidad a través de este medio de transporte. Se generan, sobre todo, mediante programas de puntos que permiten acumularlos a base de una estrategia de fidelización: cuantos más viajes se realicen, más puntos habrá en la cuenta de sus titulares. Como se detalla en el presente artículo, otras tarjetas se decantan por ofrecer descuentos no solo en el sector aéreo, sino también en hoteles, alquiler de coche, programas de ocio, etc. aunque una minoría concede billetes a los clientes que mayor uso hacen de su «plástico».

Tarjetas vinculadas a los viajes

Imagen: Pavel Jedlicka
El sector bancario apuesta por un número limitado de tarjetas que permiten obtener ventajas en la reserva de viajes (preferentemente en avión), bien a través de los puntos acumulados o por medio de bonificaciones en sus tarifas.

Algunas entidades se decantan por comercializar las tarjetas de las propias líneas aéreas

Uno de estos diseños es el que ofrece el Banco Santander bajo la tarjeta Bansamex, cuya promoción se hace bajo el eslogan "puntos para volar". Incluye un programa de puntos, así como bonificaciones en empresas del sector turístico (aerolíneas, hoteles, alquiler de coches, etc.).

La propuesta de CatalunyaCaixa se ha plasmado en la tarjeta Visa Oro, que brinda un programa exclusivo de ofertas para que sus titulares se beneficien de importantes descuentos en las principales marcas turísticas. Incorpora un seguro de accidentes que cubre a sus titulares ante cualquier contingencia en sus desplazamientos, así como una póliza de viajes.

Unicaja concede a los titulares de la tarjeta Euro 6000 toda una serie de promociones, ofertas y descuentos directos en viajes y hoteles. Otra entidad que ha decidido aplicar esta estrategia comercial es el Banco Popular a través de su tarjeta Iberia Max, con la cual puede conseguirse un billete gratuito en vuelo nacional al canjear los puntos obtenidos por su utilización.

Hay entidades que se decantan por comercializar las tarjetas de las propias líneas aéreas. Así, La Caixa tiene en su oferta la Visa Vueling Punto, que posibilita la acumulación de puntos que después podrán ser canjeados por billetes en sus principales trayectos.

Otro modelo para considerar es la tarjeta de fidelización Visa AirEuropa que comercializa bancopopular-e.com. Con ella se obtiene el 1% del importe total de las compras, que podrá canjearse en la siguiente reserva de alguno de sus vuelos.

Y, ampliando la oferta a otros transportes, tampoco puede faltar la Visa Electrón Dorada Renfe, que comercializa buen número de bancos y cajas de ahorro, y que permite acceder a múltiples descuentos en la compra de billetes de cualquier clase y tren de larga distancia. Confeccionada en formato de tarjeta de débito, los beneficiarios de este "plástico" son los mayores de 60 años, pensionistas y personas con discapacidad igual o superior al 65%.

Qué deben aportar las tarjetas para viajar más barato

Las tarjetas que permiten obtener billetes más baratos -a través de diferentes estrategias comerciales- presentan diferentes condiciones, en función de cada modelo, que deben valorarse para decidir cuál contratar. Pero, en cualquier caso, deben contar con algunas de las siguientes aportaciones:

  • Algún diseño por el cual la reserva de los billetes salga más barata a sus demandantes, que permita fomentar el ahorro.

  • Son muy apreciables las que ofrecen descuentos directos sobre el precio original de los billetes, sin pasar por otras estrategias comerciales.

  • En otros casos se consiguen los mismos fines a través de programas de puntos en donde se trata de fidelizar al cliente: cuanto mayor sea el consumo, hay más ventajas, como la posibilidad de obtener trayectos gratis.

  • Las propuestas confeccionadas están abiertas a todos los segmentos de la población, a excepción de la «tarjeta dorada», que va dirigida a los mayores de 60 años.

  • Ofrecen también promociones, ofertas y descuentos directos en otros sectores turísticos de los que pueden beneficiarse los titulares de las tarjetas.

  • La oferta se complementa con una serie de seguros (accidentes y viajes, sobre todo) que son propuestos de forma gratuita con la contratación del «plástico».

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto