Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Adiós a la tarifa eléctrica nocturna

El coste de la luz para las familias adscritas a la tarifa nocturna aumentará en un porcentaje que oscila entre un 25% y un 80%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 3 junio de 2008
Img contador Imagen: Xavi

Cambio del sistema de tarificación

/imgs/2008/05/contador.articulo.jpg

El sistema de tarifas eléctricas vigente tiene los días contados. El próximo 1 de julio, además de hacerse efectiva la revisión del precio de la luz (cuyo incremento puede llegar al 11,3% si el Gobierno sigue las recomendaciones de la Comisión Nacional de Energía), y con la entrada en vigor del real decreto que aprobó un nuevo sistema tarifario, desaparecerá la llamada “tarifa nocturna”, de la que se beneficiaban más de un millón de familias españolas, que verán aumentar la cifra de su recibo de la luz entre un 25% y un 80%.

La noticia no es nueva, ya que el cambio de sistema de tarificación estaba previsto desde finales de 1996, fecha del real decreto que lo aprobó, pero ante la inminencia de su entrada en vigor y a la vista de los efectos que podría provocar en determinadas economías domésticas, muchos ciudadanos se han puesto en pie de guerra. La crítica más común es la desinformación por parte de la Administración Pública (en este caso, el Ministerio de Industria) y de las propias compañías eléctricas.

¿Qué es la “tarifa nocturna”?

La “tarifa eléctrica nocturna”, que desaparecerá el próximo 1 de julio para ser sustituida por la “tarifa por discriminación horaria”, es una modalidad de contratación que se implantó en España en 1983, orientada a clientes cuya potencia contratada no excediera los 15 kilovatios.

El 5% de los recibos del conjunto de España tiene contratada la modalidad de tarifa eléctrica nocturna

Esta modalidad, a la que en su día se acogieron 1.100.000 hogares (el 5% de los recibos del conjunto de España) permitía un ahorro considerable en la factura de la luz. Los beneficiarios de esta tarifa disfrutaban de un descuento del 55% en el consumo que realizaran por la noche (entre las 23:00 y las 7:00 horas), a cambio de un recargo del 3% sobre el precio básico del kilovatio para el consumo del resto del día.

¿Qué cambia con la tarifa por discriminación horaria?

La nueva tarificación que establece el Real Decreto 1634/2006 del Ministerio de Industria amplía de 8 a 14 el número de horas valle (con descuentos), que a partir de julio será de 21:00 a 11:00 horas en invierno, y de 22:00 a 12:00 horas en verano. Sin embargo, reduce del 55% actual al 47% la bonificación por utilizar la red eléctrica en ese horario. Además, el recargo por el consumo en “horas punta” (es decir, fuera de los tramos citados), se dispara del 3% actual al 35%.

Ante este panorama, la insistencia de Industria en defender las supuestas bondades del nuevo sistema, en el sentido de que se amplían los tramos horarios con descuento, no convence en absoluto a las asociaciones de consumidores. El recibo de la luz de las familias con tarifa nocturna podría incrementarse con el cambio entre un 25% y un 80%, lo que supone 140 euros anuales de media por usuario.

Cada usuario adscrito actualmente a la tarifa nocturna pagará de media 140 euros anuales más

Las compañías eléctricas ya están enviando cartas a sus clientes con las nuevas condiciones de contratación. Muchos han empezado ya a acogerse a la nueva tarifa (que lleva en funcionamiento desde el año pasado, cuando se suprimió la posibilidad de contratar la “tarifa nocturna”), pero otros esperarán al 1 de julio, fecha límite para efectuar el cambio tarifario. Si el usuario no le comunica a la compañía la tarifa a la que desea acogerse a partir de esa fecha, se le pasará automáticamente a la modalidad de discriminación horaria. Por eso, desde algunas compañías se recomienda a los clientes que estudien antes del 1 de julio la fórmula que más les convenga según sus hábitos de consumo, ya que el reajuste automático por parte de la compañía podría resultarles más caro.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones