Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Estrategias para ahorrar de cara a Navidad

Adelantar las compras, congelar los alimentos o hacer planes de bajo coste pueden reducir nuestro consumo en estas fechas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 26 noviembre de 2019
Imagen: Alexas_Fotos

Se acerca la Navidad y, con ella, los excesos en comidas, cenas y regalos. Estas fechas, junto a las vacaciones de verano, son los dos momentos del año donde más se desequilibran los presupuestos familiares. Según el informe anual de consumo navideño de la consultora Deloitte, los españoles esperamos gastar en este periodo alrededor de 554 euros entre obsequios, viajes y alimentación. Esta cifra es mayor que el gasto real del año pasado (541 euros), a pesar de que está por debajo del desembolso estimado por los consumidores antes de la Navidad de 2018, cuando se situó en los 600 euros. Aun así, un 40 % de los ciudadanos reconocen que se pasaron del presupuesto que tenían pactado. Pese a estos datos, el final de año puede ser una época factible para ahorrar. ¿Cómo? Sigue leyendo.

De verdad. En diciembre se puede ahorrar. El motivo no está solo en los ingresos extras de los que disfrutan muchos ciudadanos a través de la paga de Navidad, sino que, con el gran volumen de gasto que se suele tener, resulta más sencillo poder rascar un poco de aquí y de allá para hacer engordar nuestra hucha de imprevistos.

Lo primero que deberás hacer si piensas embarcarte en este cometido es planificarte y contar con un presupuesto real de gastos. Cerciórate de que no superen a los ingresos. Si esto ocurre, remodélalo y haz que se sitúen por debajo. Divide tu presupuesto en grandes categorías: regalos, alimentación, ocio y viajes son, por este orden, las mayores partidas de gastos que acometemos los españoles, según el informe de Deloitte.

Tras esa primera categorización, desgrana cada detalle y estudia si realmente es necesario, puedes reducirlo o incluso prescindir de ello. Desde Consumer te proponemos varios recursos para que puedas disminuir tu gasto en cada uno de estos cuatro grandes bloques.

Regalos


Imagen: Anna Larin

Según Deloitte, será la partida en la que previsiblemente invertiremos más dinero: en total, 238 euros, una cuantía que asciende un 1,3 % respecto a la perspectiva de hace un año.

Una buena medida para rebajar este gasto consiste en adelantarse y comprar los regalos en el Black Friday o el Ciber Monday. Este año, estas fechas caerán en el 29 de noviembre y el 2 de diciembre, respectivamente. Si eres previsor, podrás beneficiarte de descuentos que en estos días puedan llegar incluso al 80 %. La realidad es que los comercios cada vez se anticipan más a estas fechas, por lo que durante toda la semana podrás ver importantes rebajas en los precios. Un truco para no perdértelas es incluir los productos que deseas adquirir en la cesta de la compra de tu tienda de referencia online y vigilarlos a diario para ver si han entrado en promoción. Lo bueno es que muchas tiendas, en previsión de que los clientes puedan adelantar las compras navideñas a estas jornadas, alargan las fechas de devolución o cambio hasta después del día de Reyes.

No descartes hacer el amigo invisible entre amigos o entre los más mayores de la familia. De este modo solo tendrás que realizar —y comprar— un único regalo, lo que ayudará a no pasarse del presupuesto.

Otra idea es apuntarse a la moda del hand made (hecho a mano). Y no te preocupes si no eres una virtuosidad de los trabajos manuales. Cada vez hay más soluciones dirigidas a todos los niveles de dificultad. Una vuelta por YouTube puede darte alguna idea.

Alimentación

El gasto en comidas y bebidas, con 173 euros, figura como el segundo más alto, según el informe de Deloitte. Además, con un 3,6 %, también constituye la segunda partida donde más aumenta la intención de gasto. Pero si somos previsores con las compras de alimentación y bebidas, también nos podremos beneficiar de importantes ahorros.

A más demanda, mayores precios. Los establecimientos comerciales suelen subir el importe de algunos productos como los pescados, mariscos y algunas carnes; sus costes en fechas señaladas pueden incluso doblar su valor. El rape, besugo, rodaballo o el atún pueden congelarse sin apreciar cambios en su textura o propiedades. Pero ten en cuenta que su descongelación debe ser en la nevera, y no al aire libre. Los mariscos, como almejas, langostinos o navajas, guárdalos en un táper para evitar que se golpeen y cámbialos dos días antes de su consumo al refrigerador.

Para las carnes, además de congelarlas, es aconsejable comprarlas enteras. Por ejemplo, en el caso del solomillo el precio por kilo siempre será mayor que si se compra la pieza entera. La clave está en no desaprovechar nada. Si piensas hacer medallones de solomillo, utiliza los recortes para otras recetas como tacos de carne, un salteado oriental e incluso un tartar.

En cuanto a las bebidas, es aconsejable estar al tanto de las ofertas. El Black Friday es vuelve a ser una oportunidad muy acertada para comprar.

No hay en ninguna comida o cena de Navidad donde no se sirva de más, por lo que vigilar las cantidades y ser realistas con lo que somos capaces de digerir en una sola cita gastronómica también servirá, sin duda, para evitar gastar de más y, más importante, si cabe, para no desperdiciar alimentos.

Ocio y viajes

La partida de ocio es en la que más aumenta, con un 5,3 %, la intención de gasto. De media se prevé que desembolsemos 79 euros. Al igual que en verano, con las vacaciones de Navidad, el gasto en actividades de tiempo libre se dispara, y sobre todo si hay niños en casa. Estar al tanto de las actividades gratuitas, o a precios reducidos, que organizan los distintos ayuntamientos para estas fechas pueden ser una buena opción para tenerlos entretenidos. Dar un paseo por el campo o por el parque, les ayudará a gustar energías. Y si el tiempo no acompaña, organizar una obra de teatro en casa con algún amigo y hacer los disfraces a mano, además de ser barato, aumentará su creatividad.

En cuanto a los viajes, aunque la consultora vaticina que la intención de gasto se reducirá un 1,5 % (algo que sorprende al ser uno de los regalos más demandados), gastaremos 64 euros por persona. Los precios de los vuelos y de los billetes de tren suelen dispararse en estas fechas, pero si no puedes prescindir de viajar busca alternativas en tus desplazamientos. Echa mano de las opciones de economía colaborativa a la hora de compartir coche o intenta coger los vuelos en días que no sean claves. Las alternativas que ofrecen las compañías low cost pueden ser muy atractivas, pero ten en cuenta que solo suelen incluir maleta de mano. Si necesitas llevar equipaje extra, cómpralo con anterioridad, ya que en el aeropuerto te saldrá mucho más caro.

Etiquetas:

ahorro Navidad

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones