Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El transporte para acudir al trabajo: movilidad laboral sostenible

La modalidad de compartir el coche entre varios compañeros para acudir al trabajo (carpooling) y de alquilarlo por horas a un bajo precio (carsharing) son prácticas cada vez más habituales para reducir el gasto mensual de manera considerable

La movilidad al trabajo representa un coste cada vez más importante para los trabajadores. Cuando se cuenta con la posibilidad de utilizar el transporte público, los sistemas de abono combinado de tren, bus y metro mantienen el gasto entre los 50 y los 90 euros mensuales. Pero en el momento de tener que recurrir al coche particular las cifras cambian de manera alarmante.

Según los casos y distancias, el coste de trasladarse en coche hasta el lugar de trabajo puede rondar entre los 150 y los 200 euros mensuales que el asalariado debe pagar de su propio bolsillo. Un coche particular gasta alrededor de 0,46 euros por kilómetro recorrido, incluyendo la inversión inicial, mantenimiento, reparación, seguro y combustible, según el cálculo del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS). Esta inversión en transporte particular se debe a que el 60% de las 5.000 principales empresas e industrias españolas se encuentran en polígonos industriales y empresariales que no siempre están bien conectados por las redes de transporte público, por lo que la movilidad privada es en muchos casos una vía obligada. Así, el 30% de los trabajadores españoles tiene su trabajo en un municipio distinto al de su lugar de residencia, según se desprende de los últimos datos disponibles del Instituto de Nacional de Estadísticas (INE). Estos trayectos se cubren en un 40% de los casos en vehículos particulares y en solitario.

El 30% de los trabajadores españoles tiene su trabajo en un municipio distinto al de su lugar de residencia

Alternativas

Distintos sectores del ámbito empresarial, gubernamental y sindical, así como del europeo, vienen demandando desde hace unos años el desarrollo de políticas que promuevan la movilidad al trabajo de forma sostenible con menores costes para los trabajadores y para el medio ambiente. Las modalidades que ya funcionan en nuestro país son principalmente la de compartir coche entre varios compañeros -carpooling- y el alquiler por horas de un vehículo -carsharing-. El objetivo es el mismo: optimizar al máximo el rendimiento de los vehículos, fomentando el uso de un mismo coche por parte de varios trabajadores que realizan un recorrido similar. El funcionamiento de estas modalidades es sencillo y permiten ahorrarse más de un 50% de lo que un trabajador gastaría viajando solo al trabajo.

Carpooling

Es la fórmula por la que dos o más personas se ponen de acuerdo para realizar un mismo trayecto por motivos de trabajo, estudio u ocio, en un mismo coche compartiendo los gastos y la conducción y favoreciendo el descanso. El más conocido en España funciona desde el año 2000, a través de la página www.compartir.org . Este servicio lo contratan distintos ayuntamientos, unos 72 en total. Desde allí se accede a la web de cada uno, donde se encuentran clasificados por tipo de desplazamiento, y en las que los usuarios -con coche o no- ofrecen o solicitan un determinado recorrido.

En cuatro años los viajes anunciados han pasado de 3.000 a 71.400, y los acuerdos entre usuarios llegan actualmente a 14.000 trayectos diarios en toda España, principalmente hacia polígonos industriales. El éxito de este tipo de iniciativas depende principalmente del grado de difusión del carpooling que hagan los ayuntamientos. Además de diferentes trayectos, la página web aúna gente que desea compartir su plaza de aparcamiento en los horarios que no la utiliza.

Cómo funciona

Los usuarios pueden acceder a través de la página al buscador de su ayuntamiento de forma gratuita. El contacto se realiza a través del correo electrónico de manera personal con quienes tienen necesidad de compartir un trayecto similar. Así se conocen sus preferencias, si disponen o no de coche, los motivos del viaje, y se pacta el gasto a compartir, el lugar y horario de encuentro diario, entre otras cosas. Es decir, no hay intermediario alguno. Los trayectos acordados a través de www.compartir.org han supuesto en 2006 un ahorro total de 9.000 euros en gasolina y de alrededor de 21.000 toneladas de dióxido de carbono al año, iniciativa que recibió el premio de la Cámara de Comercio de Terrasa.

Carsharing

Este sistema de movilidad se basa en una flota de coches compartida por muchos ciudadanos y gestionada por una empresa. El servicio se halla disponible solamente en Cataluña desde 2005, pero se prevé su expansión a otras comunidades. A diferencia del alquiler, permite la utilización de los vehículos por períodos mínimos de una hora, y los coches se encuentran aparcados en múltiples puntos con el fin de lograr una proximidad óptima con el cliente. Se paga por horas; un mismo usuario puede compartir el coche con varios compañeros de trabajo, de manera que el coste de movilidad se reduce notablemente. Concretamente se paga una cuota anual máxima de 80 euros y se hace un cálculo entre el uso del vehículo dividido en horas y los kilómetros recorridos. La categoría más económica tiene un coste de 2,80 euros la hora, de 0,28 euros por kilómetro recorrido de 0 a 100 kilómetros iniciales, y 0,18 euros por kilómetro del kilómetro 100 en adelante.

El coste por día es más económico, 30 euros en la categoría reseñada. Pero lo más importante es que los precios incluyen IVA, combustible, seguro a todo riesgo y asistencia en carretera las 24 horas los siete días de la semana. En la página www.avancar.es
se puede acceder a un simulador que permite calcular cuánto se ahorra en un año con el «carsharing» según los kilómetros recorridos con los costes correspondientes.

Funcionamiento

El interesado debe darse de alta en la empresa presentando su DNI, licencia de conducir con una antigüedad mínima de dos años y un recibo o copia de la libreta bancaria que acredite la titularidad de una cuenta. El alta da derecho a extender gratuitamente una tarjeta de uso a un familiar y a un 50% de descuento en el alta de socio de un integrante de la familia.

El servicio se contrata mediante una tarjeta de cliente que incorpora un chip. Con ella se hace la reserva por Internet o por teléfono, eligiendo el tipo de vehículo (dentro de los cinco tipos disponibles) y el lugar de retirada y entrega. Un sistema tecnológico transmite esta reserva al ordenador del coche: cuando el cliente llegue al aparcamiento abrirá el coche pasando la tarjeta por el sensor del parabrisas. En la guantera encontrará las llaves de contacto. El mismo chip que se utiliza para realizar la reserva y abrir el coche envía al sistema informático los datos de los viajes de los clientes, lo que permite a la empresa realizar la facturación mensual.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto