Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Programas de readaptación profesional

Algunas mutuas ofrecen cursos de formación y ayudas económicas para los discapacitados por accidentes de trabajo

img_readaptacion

Aprender de nuevo

/imgs/2008/04/readaptacion220.jpg

Caídas en altura, atropellos de maquinaria, errores en la cadena de producción y fallos de las medidas de seguridad son algunas de las causas de accidentes más comunes en el mundo laboral. En el último período 2006-2007, se produjeron más de 8.800 accidentes graves, con los sectores de la construcción y la industria a la cabeza de las estadísticas del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Frente a estas contingencias, además de la atención médica, la rehabilitación y las pensiones por incapacidad total o parcial a que tienen derecho los trabajadores y que sufraga la Seguridad Social, las mutuas ofrecen entre sus servicios los denominados Programas de Readaptación e Inserción, que buscan dotar a los afectados de nuevas aptitudes productivas.

Gracias a esta política, cuando se produzcan accidentes de trabajo que tengan como consecuencia la incapacidad total o parcial, los trabajadores podrán acceder a programas especiales de readaptación y de reinserción laboral. Si bien la oferta, por el momento, se acota sólo a algunas mutuas, éstas cuentan con un amplio abanico de posibilidades en la enseñanza de oficios que se adaptan a las nuevas circunstancias físicas y psíquicas de los accidentados. Los planes educativos incluyen apoyo para la reinserción en el mercado de trabajo, asesoramiento para nuevos emprendedores, e incluso ayudas económicas para la adquisición de maquinaria e instalaciones para proyectos independientes.

Los programas incluyen apoyo para la reinserción laboral, asesoramiento y ayudas económicas para la adquisición de maquinaria e instalaciones

Se trata de políticas especiales que llevan a cabo las mutuas, no sufragadas por fondos públicos -como el resto de sus servicios-, y que se subvencionan con el 10% de los excedentes anuales de su actividad, administrados por la Comisión de Prestaciones Especiales de cada entidad. Actualmente, de las cerca de 20 mutuas que operan en el territorio español, son tres las que cuentan con este tipo de programas formativos a disposición de sus afiliados, como parte del proceso global de rehabilitación física tras el accidente.

Retorno a la actividad productiva

El principal objetivo de estos programas es dotar de nuevas herramientas para reemprender su actividad productiva al trabajador víctima de un accidente e incapacitado total o parcialmente para desempeñar su puesto laboral. Asimismo, persiguen favorecer el retorno al contexto social con la mayor calidad de vida posible.

La mutua pionera en prestaciones de carácter formativo profesional es FREMAP, cuyo “Programa de Integración Laboral de Personas con Discapacidad” se remonta al año 1972, y ofrece en sus instalaciones de Majadahonda, en Madrid, aulas y talleres de formación en diversas disciplinas. Se trata de cursos intensivos de más de 600 horas totales de carga horaria distribuidos en cuatro meses y ocho horas por jornada. Las áreas de conocimiento comprenden la Informática (Autocad 2007, Autoedición, Informática Administrativa), Calidad Industrial, Atención Telefónica, Contabilidad, u oficios clásicos como Electricidad, Jardinería, Restauración de muebles y Zapatería. Además de los 14 cursos y las 35 especialidades de dicho programa, se puede optar por realizar sólo la especialización en función del interés y necesidad de cada alumno, según explica José Antonio Zarzuela, director del Área de Readaptación del FREMAP.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Requisitos y acceso »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones