Colegios públicos bilingües

Alrededor de 1.000 centros públicos de Educación Infantil y Primaria (CEIP) e Institutos de Educación Secundaria (IES) imparten enseñanzas bilingües en España
Por Marta Vázquez-Reina 12 de julio de 2007
Img colegios

La enseñanza bilingüe ya no es exclusiva de los colegios privados. Bilingües en inglés, francés o alemán, en CEIP o IES, aplicado a todo el centro o tan sólo a secciones de alumnos… la variedad de los centros públicos que han adoptado un sistema bilingüe en España en los últimos años viene determinada por el programa al que estén acogidos o la comunidad autónoma a la que pertenezcan, aunque existe un denominador común: en todos ellos se imparte alguna asignatura del currículo académico en una lengua extranjera. Conocimiento del Medio en inglés, Plástica en francés o Educación Física en alemán son algunas de las opciones de estos centros que generalmente dedican a las asignaturas en lengua extranjera entre un 30% y un 50% de las horas lectivas semanales.

El Bilingüismo

“El libro blanco. Enseñanza y aprendizaje. Hacia una sociedad del aprendizaje” aprobado por la Comisión Europea en 1995 marcó el camino de los futuros proyectos lingüísticos europeos, al contemplar como objetivo prioritario el que los ciudadanos tengan competencia en dos lenguas europeas, además de la propia. Aunque el aprendizaje de una lengua extranjera forma parte de los planes de estudios de todos los Estados miembros, los indicadores europeos reflejan que el nivel de conocimiento de idiomas difiere en los distintos países según la importancia que se le dé al aprendizaje de otras lenguas, por tanto, la consecución de una Europa multilingüe no consiste sólo en aprender más idiomas, sino en aprenderlos mejor, lo que conlleva, tanto en España como en otros países, un replanteamiento de los sistemas educativos de enseñanza de las lenguas extranjeras.

esta iniciativa bilingüe se encuentra aún en fase experimental en algunas comunidades

En este sentido, desde el Ministerio de Educación (MEC) -en un principio, y posteriormente por las distintas Comunidades Autónomas- se han ido elaborando propuestas y proyectos encaminados a la mejora del aprendizaje de lenguas extranjeras. La iniciación de idiomas en la Educación Infantil o la incorporación de una segunda lengua extranjera en Educación Primaria son algunas de estas propuestas, entre las que destaca como precursora de un importante cambio metodológico en la enseñanza de idiomas la adopción del sistema bilingüe de enseñanza en los centros educativos públicos.

El término “bilingüe” en este sentido es cuestionado por algunos, ya que esta iniciativa bilingüe se encuentra aún en fase experimental en algunas comunidades, y la implantación del bilingüismo en muchos centros se ciñe únicamente a unos pocos estudiantes que reciben parte de los contenidos curriculares en otra lengua, pero lo cierto es que “bilingües” o no, la creación de estos centros abre el camino a miles de estudiantes de un aprendizaje más completo de las lenguas extranjeras.

Uno de los aspectos fundamentales para adoptar un modelo de enseñanza bilingüe real se refiere al profesorado. Hay que tener en cuenta que el grado de implantación de bilingüismo en los centros está condicionado por el personal docente con el que cuente capacitado para impartir sus asignaturas en otros idiomas, que además de poseer las titulaciones especificas (dependiendo de cada proyecto o Comunidad Autónoma) que acrediten el adecuado conocimiento del idioma en el que se va a impartir la asignatura, normalmente debe realizar una prueba práctica oral idiomática que certifique su aptitud. La escasez de este profesorado ha llevado a que la mayoría de los proyectos bilingües incorporen un programa de formación docente que incluye desde cursos, seminarios o grupos de trabajo hasta estancias de estudios en centros educativos de otros países europeos. La carga adicional para el profesorado que conlleva el programa bilingüe, adaptación de los currículos, coordinación con tutores, creación de material… es normalmente compensada con una retribución económica adicional o créditos de formación. Por otra parte, una ayuda al profesorado para la enseñanza bilingüe la representan los llamados Auxiliares de Conversación, que gracias a un Programa de Intercambio del MEC, sirven de apoyo al profesorado en la impartición de las clases bilingües.

Primeros pasos: acuerdos con instituciones

La adopción del bilingüismo como modelo educativo en los centros públicos en España tiene su origen en 1996, ese año el Ministerio de Educación y el British Council, firmaron un acuerdo de colaboración por el que se implantaba en 42 colegios de primaria, repartidos por toda la geografía española, un currículo bilingüe consistente en el 40% de las horas lectivas en inglés. El MEC y el British Council son los encargados de formar al profesorado, que hoy en día imparten áreas curriculares no lingüísticas en inglés en 62 colegios de Educación Infantil y Primaria y 40 Institutos de Educación Secundaria a más de 23.000 alumnos.

Dos años más tarde, en 1998 el francés llegó a las aulas de los centros públicos de mano de un acuerdo entre la Embajada Francesa y la Junta de Andalucía por el que se creaban secciones bilingües español-francés en dos colegios públicos de Málaga y Sevilla; posteriormente se fueron uniendo a esta iniciativa otras comunidades autónomas como Aragón, Asturias, Baleares, Castilla la Mancha, Castilla-León, Cantabria, Extremadura, Galicia y Murcia. En la actualidad un total de 9.276 alumnos reciben esta enseñanza en los 99 centros educativos que cuentan con secciones bilingües francófonas, que consisten en impartir la enseñanza a grupos de alumnos específicos utilizando el francés, al igual que el castellano, como lengua vehicular de aprendizaje, destinando como mínimo dos horas semanales tanto en primaria como en secundaria a impartir disciplinas no lingüísticas en francés.

Al igual que el francés, la incorporación del alemán a los centros públicos españoles vino a través de un acuerdo de la Junta de Andalucía, en este caso con el Ghoethe Institut. Bajo este acuerdo firmado en el 2000 se crearon secciones bilingües español-alemán en dos Institutos de Educación Secundaria andaluces, a los que se han sumado en los últimos años otros 6, además de extenderse mediante diversos acuerdos en otras comunidades autónomas. La labor del Goethe Institut en este caso es fundamental, ya que además organizar y financiar cursos específicos de formación al profesorado, apoya las estancias en Alemania de profesores.

Bilingüismo por secciones

Tras estos primeros pasos de implantación del bilingüismo, el modelo de Secciones Bilingües adoptado para los programas de español-francés y español-alemán en Andalucía ha sido el más seguido por el resto de las comunidades. Este modelo, que consiste en la coexistencia, en un mismo curso, de grupos de alumnos que imparten el programa bilingüe (Sección Bilingüe) con otros grupos de alumnos que no lo siguen, es el primer paso para la extensión de la enseñanza bilingüe a la totalidad del alumnado, ya que, en la mayoría de los casos, a los centros que lo adoptan se les exige un calendario de implantación que culmine con la aplicación del bilingüismo a todos los estudiantes del centro.

Este modelo consiste en la coexistencia, en un mismo curso, de grupos de alumnos que imparten el programa bilingüe con otros que no lo siguen

El caso de Andalucía es quizás el ejemplo más claro de implantación de este modelo de Secciones Bilingües, ya que, además de ser la pionera con los ya mencionados acuerdos con la Embajada Francesa (30 centros) en 1998 y el Goethe Institut (8 centros) en el 2000, viene desarrollando desde el año 2005 el Plan de Fomento del Plurilingüismo de la Junta de Andalucía, que ha tenido un progreso espectacular en tan sólo tres años: el próximo curso 389 centros de la Comunidad (190 CEIP y 199 IES) contarán con secciones bilingües en sus aulas, bien de español-inglés, idioma preferente con 332 centros, o bien español-francés (39 centros) o español-alemán (8 centros).

El proceso de selección de centros para participar en este Plan se realiza mediante convocatoria pública en la que estos deben presentar un proyecto educativo con actuaciones concretas además de un estudio sobre la viabilidad y sostenibilidad del proyecto. Uno de los aspectos más importantes para ser seleccionado es la adscripción y coordinación de las Escuelas de Educación Infantil a los Colegios de Educación Primaria y de estos a los Institutos de Secundaria, con objeto de garantizar la continuidad del Programa Bilingüe al alumnado. Estos centros pueden presentar proyectos conjuntos, de tal manera que el alumno se adscribe directamente una vez finalizada una etapa educativa en la sección bilingüe del centro de su proyecto conjunto. Además, los proyectos educativos se valoran teniendo en cuenta el porcentaje del profesorado de áreas no lingüísticas y de tutores que participan en el proyecto respecto a la plantilla total del centro y su nivel de competencia lingüística. Una vez autorizados por la Administración educativa, cada centro convoca las vacantes disponibles para las secciones bilingües, en caso de que éstas sean inferiores al número de alumnos solicitantes, se lleva a cabo una selección mediante sorteo público.

La implantación de las secciones bilingües en Infantil y 1º ciclo de Primaria se realiza mediante un primer acercamiento a la lengua extranjera con una hora y media y dos horas semanales de clase respectivamente, impartidas por el profesorado de la lengua extranjera coordinado siempre con el tutor del curso; a partir de 3º de Primaria un mínimo del 30% y un máximo del 50% del currículo del alumnado se imparte en la lengua extranjera, concretamente en el Área de Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural y otra área más. A partir de 5º de Primaria se puede implantar la enseñanza de una segunda Lengua Extranjera con una carga horaria de dos horas semanales.

En ESO se imparten cuatro horas semanales (cinco en 4º ESO) en la lengua extranjera y como mínimo en dos materias, procurando que ocupen como mínimo un 30% del currículo. Para la segunda lengua extranjera la carga lectiva es de tres horas semanales para todos los cursos.

Centros bilingües en España

Una vez traspasadas las competencias educativas a las Comunidades Autónomas, las distintas Consejerías de Educación han ido incorporando a sus programas de innovación o fomento de las lenguas la implantación progresiva del bilingüismo en los centros educativos públicos. Aunque como ya hemos mencionado, la mayoría ha optado por el modelo de secciones bilingües, cada una ha establecido su particular modo de selección de centros, requisitos del profesorado, ayudas, etc.

En el siguiente cuadro se detalla el número de los centros públicos de las distintas comunidades que han adoptado el bilingüismo en sus aulas (pinchando en el nombre de cada comunidad se accede al nombre y localización de los centros):

ComunidadInfantil y PrimariaSecundariaTOTAL
Andalucía
190
199
389
Madrid
147
147
Cantabria
10
23
33
Extremadura
7
18
25
Castilla y León
118
18
136
Castilla la Mancha
26
26
52
Aragón
12
23
35
Canarias
33
28
62
Murcia
2
34
36
Asturias
19
40
59
Total Comunidades
564
409
974

* No se han incluido datos de las comunidades autónomas con programas trilingües (Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y País Vasco), ni de La Rioja y Navarra por no existir datos oficiales.