Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Estudiar a través de unos buenos apuntes

Tomar notas de forma correcta durante las clases facilita el aprendizaje de los estudiantes

img_apunteslistado 1

La asistencia a clase durante los estudios es esencial para el buen desarrollo académico de cualquier alumno, pero no basta tan sólo con estar presente. Para que una clase ordinaria sea productiva el estudiante debe ser capaz de tomar notas correctamente durante el transcurso de ésta. Unos buenos apuntes serán después la base principal para entender y retener bien la materia.

Una útil herramienta

/imgs/2009/05/apuntesportada.jpg

Escuchar, entender y transcribir con lenguaje propio. Ésta sería la norma principal que cualquier estudiante debería aplicar a la hora de tomar notas en clase, una de las herramientas de trabajo más útiles para aprender y estudiar una asignatura. Y es que unos apuntes no se deben considerar sólo como un conjunto de papeles donde se recoge lo que hemos escuchado en clase, sino como una actividad previa al estudio que facilitará en gran medida el aprendizaje y entendimiento de la materia. Como apunta José Bernardo Carrasco en el libro ‘Estrategias de aprendizaje para aprender más y mejor’, tomar notas durante la clase hace intervenir más sentidos en el aprendizaje y, por tanto, lo facilita. Es decir, si para estudiar una materia se utiliza tan sólo el libro de texto, lo único que se hace es leer y retener. Sin embargo, si el alumno ha tenido que atender, entender y escribir antes lo que estudia, le resultará mucho más fácil aprender después los contenidos.

Tomar apuntes duplica la posibilidad de recordar las ideas después de su exposición en clase

Así lo confirman diversas investigaciones, como la llevada a cabo por los norteamericanos Aiken, Thomas y Shennnum, que verificaron que durante un examen tipo test los estudiantes tenían el 50% de posibilidades de recordar la información de la que previamente habían tomado nota, mientras que aquélla que no había sido anotada con anterioridad sólo tenía un 15% de posibilidades de ser recordada. La conclusión de este estudio es evidente: “la posibilidad de recordar una idea con posterioridad a su exposición se duplica cuando esa idea ha sido antes anotada”.

Pero tomar apuntes en clase, además de ser útil para el aprendizaje, es necesario académicamente, puesto que no siempre el contenido de las materias se recoge de forma íntegra en los libros de texto, sino que se acompaña de explicaciones complementarias que realiza el profesor en clase y por consiguiente es necesario tomar nota de ellas para que formen parte del material de estudio. Asimismo, anotando lo que el profesor dice en clase, el estudiante puede tener una idea general sobre lo que es realmente importante del temario para el docente.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Los buenos apuntes »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones