Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Un experimento demuestra que las aves utilizan la declinación de la Tierra para orientarse en los polos

Los pájaros que migran a grandes distancias pueden determinar su latitud basándose en información geomagnética y celeste

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 7 septiembre de 2005
Las aves utilizan la declinación de la Tierra -el ángulo formado entre el polo norte magnético y el norte geográfico- para obtener información longitudinal y poder orientarse en regiones árticas, según revela un experimento desarrollado por investigadores de la Universidad de Lund (Suecia).

El estudio, dirigido por la profesora Susanne Akesson, se basó en que los pájaros que migran a grandes distancias pueden determinar su latitud a partir de información geomagnética y celeste, pero su posición longitudinal es mucho más difícil de determinar.

En su trabajo, los investigadores estudiaron cómo las aves, en concreto los gorriones de corona blanca, pueden definir su longitud en el alto ártico, donde los campos magnéticos son escarpados y la orientación por las estrellas es imposible durante gran parte del verano.

Los gorriones de corona blanca son aves migratorias nocturnas que se crían en el norte de Canadá y realizan largos desplazamientos de unos miles de kilómetros hasta el sur de EE.UU. en invierno.

Los expertos suecos capturaron gorriones jóvenes y adultos con redes de niebla en Canadá durante los meses de julio y agosto y los transportaron hasta la isla de Ellef Ringnes (polo norte), donde grabaron su orientación en experimentos con jaulas.

Demostraron que tanto los jóvenes como los adultos cambiaban abruptamente su orientación desde la dirección migratoria hasta la de su zona de cría (que coincide con la que suelen adoptar ellos para migrar), lo que hizo pensar que utilizaban un sistema de orientación basado en campos electromagnéticos o en la combinación de éstos con señales solares.

Este experimento sugiere que los gorriones poseen un sistema de navegación basado en la combinación de información celeste y geomagnética para corregir sus desplazamientos longitudinales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones