Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Salud > Esterilización

5 cuidados para una perra esterilizada

Evitar el ejercicio intenso y guardar un día de ayuno tras la cirugía son pautas para que la perra se recupere después de la esterilización

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 1 febrero de 2013
Imagen: electricinca

Una perra tarda unos 10 días en recuperarse tras una cirugía de esterilización. En este artículo se explican cinco pautas para ayudar a que la hembra canina se recupere tras esta intervención quirúrgica: evitar que se lama la herida, además del ejercicio intenso, limpiar la herida, seguir un ayuno de 24 horas después de la operación y acudir a la revisión veterinaria. También se apuntan cuáles son las señales de alarma que avisan de que hay un problema tras la esterilización de la perrita.

La esterilización de una perra tiene como finalidad evitar embarazos no deseados en el can. Se realiza a través de una cirugía para extirpar el útero (histerectomía) o bien el útero y los ovarios (ovariohisterectomía).

La cirugía para esterilizar a la hembra canina implica molestias, tanto durante la intervención, como en los primeros días del posoperatorio. "La perra sufre muchas molestias durante la cirugía de esterilización y es normal que los cuatro días siguientes a la operación le moleste la herida", señala el veterinario Aitor Llamas.

Las siguientes pautas ayudan a la perra esterilizada a recuperarse tras la operación.

1. Evitar que la perra se lama la herida

La saliva de los animales contiene enzimas con efecto antiséptico, pero también bacterias. "Las propiedades curativas para las heridas de la saliva del can son una leyenda y no es nada recomendable dejar que se lama los puntos tras la esterilización", afirma Llamas. Además, es posible que al lamerse se abra la herida, con el consiguiente riesgo de infección, al dejar expuesta la zona a la entrada de bacterias.

Durante los dos días posteriores a la cirugía de esterilización, es recomendable evitar que la perra corra o salte

Para evitar que la perrita lama su herida, durante la semana posterior a la operación se utiliza el denominado collar isabelino. Este collar es una pieza de plástico, de aspecto similar al de una campana, que se coloca alrededor del cuello del can. De esta forma, la hembra, por mucho que lo intente, no puede tocar la zona de los puntos.

2. Evitar el ejercicio brusco tras la esterilización

Durante los dos días posteriores a la cirugía de esterilización, es recomendable evitar que la perra corra, salte o realice cualquier actividad física brusca. Y es que esto podría provocar la apertura de los puntos de la herida.

No obstante, al día siguiente de la operación, el animal puede salir a la calle para dar un paseo breve y tranquilo.

Imagen: gareth1953

3. Limpiar la herida de la operación en casa

Para limpiar en casa la herida de la perra tras la operación, hay que utilizar una gasa mojada en antiséptico, dos veces al día.

La herida se limpia desde dentro hacia afuera y con suavidad, para apartar la suciedad que se pueda acumular en la zona y evitar que la cicatriz se infecte.

4. Ayuno de 24 horas tras esterilizar a la perra

La anestesia y la medicación con antibióticos que se aplican para esterilizar a la hembra canina pueden provocarle vómitos. "Por ello, debe ayunar durante 24 horas tras la cirugía de esterilizar", señala Llamas. Pero sí debe tomar agua.

La pérdida de apetito tras los dos días siguientes a la operación es, además, normal. "Es habitual que la perra se sienta mal tras la cirugía y conviene ofrecerle solo agua y muy poco alimento", insiste el veterinario.

Imagen: photo-deti

5. Revisiones veterinarias tras esterilizar a la hembra

La visita al veterinario, transcurridos unos dos días después de la operación, es recomendable para comprobar que la recuperación de la hembra tras la esterilización es adecuada.

Síntomas de alarma tras la esterilización de la perra

Lo habitual es que si la intervención quirúrgica ha transcurrido sin incidentes, no se den complicaciones posoperatorias, explica el veterinario Aitor Llamas. No obstante, en caso de que las haya, se deben tener en cuenta ciertas señales de alerta para acudir con urgencia al veterinario. Estos son algunos síntomas de alarma.

  • La perra tiene fiebre. Puede deberse a una infección de la herida.

  • Una hemorragia. A menudo es síntoma de que se ha roto la sutura interna.

  • Una reacción alérgica a los puntos de sutura en la piel.

  • La perra se muestra muy decaída transcurridos más de dos días desde la operación quirúrgica y tiene el abdomen hinchado.

  • Problemas de coagulación interna. Es una complicación poco habitual y difícil de detectar.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones