Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Reproducción y cría > Embarazo

Construir un paritorio casero para la perra embarazada y sus cachorros

La fabricación de un paritorio adecuado en casa ayuda a la perra a tranquilizarse en el delicado momento de dar a luz a su camada, a la vez que se protege a los cachorros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 28 febrero de 2012

En ningún caso debe obviarse el momento mismo del parto. La perra ha de contar con un ambiente tranquilo y sin extraños. Construir un paritorio adecuado en casa puede ser clave para eliminar muchos de los problemas del parto y ayudar a las crías durante sus primeros días en casa.

El embarazo de una hembra de perro dura entre 63 y 67 días de media. Es el tiempo que necesitan los cachorros para crecer en su interior. Tras las nueve semanas de gestación, si todo sale bien, la camada estará lista para salir del interior del vientre materno.

En el momento del parto, la perra debe contar con un ambiente tranquilo y sin extraños, personas y animales ajenos a la casa, que puedan alterar este proceso crucial y tan delicado en la vida del animal.

Construir un paritorio de madera proporcionará confort a nuestra mascota embarazada y a sus cachorros

Construir un paritorio en casa es una buena opción para ayudar a nuestra mascota embarazada y a los cachorros.

La hembra gestante será la primera en avisarnos de que se acerca la hora del parto. Cuando el embarazo llega a ocho semanas, no es extraño que nuestra mascota se muestre inquieta. La perra embarazada puede revelar la llegada inminente de los cachorros con arañazos en el suelo y en su cama: nuestra mascota puede intentar crear un nido para alojar a su camada.

Si el paritorio está preparado, ayudaremos a la perra a sentirse más cómoda y calmada. Los gestos de cariño, las caricias y las palabras amables reconfortan a nuestra amiga, que puede sentirse asustada durante estos delicados momentos.

Fabricar un paritorio casero para la perra embarazada

La preparación del paritorio consiste en la fabricación de una caja cuadrada o rectangular, de un tamaño suficiente para que la perra se estire con comodidad y todavía sobre espacio para toda la camada. Hemos de evitar a toda costa que la perra pueda aplastar a los cachorros al tumbarse.

Una buena opción es construir una caja de madera amplia, con puerta abatible de plástico (basta una entrada que cuente con una bisagra) del tamaño suficiente. El plástico es menos pesado que la madera, por lo que utilizar este material para la entrada al paritorio evitará posibles accidentes indeseados en los pequeños y la madre, como golpes.

En caso de carecer del tiempo o la maña suficiente, puede servir una caja de cartón grande, que proporcione la amplitud adecuada para la perra y la camada. Otra posibilidad para disponer de un paritorio en casa sin necesidad de recurrir al bricolaje es habilitar una piscina de plástico para niños en desuso.

El recinto aconsejable es un paritorio que permita a nuestra amiga entrar y salir de él sin dificultad, ya que la perra necesitará comer y tener acceso constante al agua. Por el contrario, el habitáculo debe proporcionar un espacio donde los cachorros queden recluidos, con el fin de minimizar el riesgo para los pequeños. Las dimensiones de este espacio dependerán, por lo tanto, de la raza de la perra.

Cojines, lonas y mantas para la familia canina

Rodear el paritorio con una alfombra vieja o lona es una buena opción cuando se quiere proteger a los cachorros de posibles accidentes indeseados. Esta lona también nos ayudará a mantener la estancia en un estado de higiene adecuado para la perra y la camada.

Incluir cojines y mantas suficientes para la perra parturienta y sus cachorros ayuda a mejorar el bienestar de la familia canina en el interior de la caja de madera que hemos construido para ella. Además, favorecerá que tanto la camada como la perra se sientan más cómodas y calmadas en el interior del habitáculo.

Un ambiente tranquilo y oscuro

Una buena opción es fabricar una caja de madera amplia, con puerta abatible de plástico

Es recomendable construir el paritorio casero de una hembra de perro en una habitación separada, lejos de los ruidos y de las visitas. Así se proporciona a nuestra amiga un ambiente relajado durante el parto. El lugar idóneo es una estancia aislada del tránsito habitual del resto de la familia.

La oscuridad proporcionará una atmósfera calmada a la madre y a sus cachorros cuando lleguen. Esto explica que sea aconsejable situar el paritorio en un lugar que tenga la posibilidad de permanecer sin luz, o en penumbra, durante ciertas horas del día.

Consejos

  • Recuerde que, durante el parto, la perra debe contar con un ambiente tranquilo y sin extraños, personas y animales ajenos a la casa, que puedan alterar este momento.

  • Construir una paritorio en casa es una buena opción cuando se busca proporcionar confort a nuestra mascota embarazada y a los cachorros.

  • La fabricación del paritorio debe constar de una caja cuadrada o rectangular, de tamaño suficiente para la perra y sus cachorros: se ha de evitar a toda costa que la hembra pueda aplastar a la camada al tumbarse.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto