Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas

Gatos con calor: 6 cuidados en verano

Los felinos acalorados corren riesgos y hasta pueden sufrir un golpe de calor, por lo que hay que protegerles de las altas temperaturas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 agosto de 2013

Como los perros, en verano los gatos pueden sufrir un golpe de calor, padecen quemaduras en la piel por la exposición del sol y necesitan encontrar sitios frescos en casa. Pero con la aplicación de ciertas medidas preventivas, estarán más protegidos. Para ayudar en esta tarea, en este artículo se dan seis trucos para cuidar al gato este verano y defenderlo de las altas temperaturas estivales: repartir agua fresca por la vivienda, usar ricas recetas caseras muy hidratantes, cepillarle cada día, utilizar cremas protectoras para su piel, proteger las ventanas de casa y crear en el hogar un rincón fresco para el peludo y acalorado amigo.

Los gatos pueden sufrir un golpe de calor por las altas temperaturas del verano, pero también quemaduras

¿Puede ser el calor del verano peligroso para los gatos? La respuesta es sí. "Los felinos, igual que los perros, son susceptibles de sufrir un golpe de calor debido a las altas temperaturas estivales, con el consecuente riesgo para su salud", explica el veterinario Ion Sustatxa, autor del blog Amores perros... y gatos. Incluso la exposición solar prolongada puede provocar heridas y quemaduras en la delicada piel del felino.

Entonces, ¿cómo proteger al gato de los efectos perniciosos del calor estival? Como depende de su dueño para mantenerse seguro y fresco en verano, a continuación se ofrecen seis trucos y consejos para resguardarle de las elevadas temperaturas.

Imagen: nndemidchick

1. Agua fresca repartida por casa

El agua fresca es la mejor aliada de los gatos en verano. Su principal sistema de refrigeración es a través de la lengua y la boca, por lo que el líquido le ayudará a perder el exceso de temperatura que necesita.

La clave está en animar al felino a beber tanto como necesita. Para ello, hay que colocar distintos recipientes con agua fresca en diferentes puntos de la casa. Y cambiarla a menudo, al menos dos veces al día, para que el líquido mantenga una temperatura adecuada.

Cuando el gato tiene acceso al exterior, en jardines, terrazas o áreas fuera de la vivienda, los recipientes de agua hay que colocarlos en una zona sombreada, con el fin de evitar que se recalienten.

Con este sencillo gesto, el peludo amigo estará protegido de las peligrosas deshidrataciones. Y, además, será menos vulnerable frente a las infecciones urinarias, tan frecuentes en los felinos.

2. Cremas protectoras del sol

Las personas no somos las únicas que podemos protegernos de los efectos perniciosos del sol con ayuda de cremas protectoras. Gatos (y perros) también pueden defenderse de los rayos con los ungüentos adecuados.

Los gatos pueden protegerse del calor con abundante agua, repartida por casa, y algunas cremas solares en las zonas sensibles de su cuerpo

Muchos felinos sienten fascinación por tumbarse al sol, incluso en verano. "Pero un animal de pelo claro o que tenga mucosas sonrosadas en la piel corre riesgo de sufrir quemaduras", advierte Sustatxa.

Las cremas solares felinas aplicadas en pequeñas cantidades sobre su piel pueden evitar estas molestas y perjudiciales afecciones. Sus exposiciones al sol serán más seguras si se emplea un protector en las zonas delicadas, entre ellas, las puntas de sus orejas. "Puede incluso utilizarse la crema del resto de la familia para el gato, siempre que se tengan en cuenta algunas precauciones", añade el veterinario.

¿Algunos trucos para untar la crema solar en el felino? El producto debe ser aplicado en pequeñas cantidades sobre la piel, con el fin de que se absorba rápido, antes de que el gato tenga acceso al ungüento y pueda chuparlo. Un sencillo utensilio resulta valioso en esta tarea: el bastoncillo de algodón, como el que se usa para limpiar los oídos de las personas. Este artilugio ayuda a repartir la crema por las partes más delicadas de su cuerpo en reducidas dosis, así como a extenderla.

3. Recetas sabrosas ¡muy frescas!

¿Cómo cuidar al felino este verano y conseguir que beba el agua que necesita? Una idea divertida es preparar recetas caseras para gatos muy hidratantes.

Un plato de pavo es muy sencillo de hacer en casa. Solo se necesita cocer una pechuga de pavo con un poco de zanahoria. ¡El agua sobrante se dejará enfriar para ofrecérsela más tarde a los peludos comensales! En este vídeo se detalla esta receta veraniega paso a paso.

4. ¡Al rico cepillado del gato!

Los cepillados del gato ayudan al animal a liberar calor, porque elimina los pelos muertos

Los cepillados diarios del gato resultan esenciales para defenderlo de los efectos perjudiciales del calor. ¿Por qué? Los pelos muertos actúan como una barrera que dificulta aún más la ardua tarea de expulsar calor. El sencillo cepillado diario ayuda a eliminar los pelos muertos del manto del felino y, por tanto, favorece la refrigeración del amigo de cuatro patas.

Los gatos de pelo largo lo tienen todavía más complicado. No es extraño que su pelaje se enrede y forme nudos. Estos enredos bloquean bastante la pérdida de calor del felino, por lo que habrá que deshacerse de ellos. En este sentido, el peluquero del animal resulta un gran aliado en verano.

Imagen: Jason Scott

5. Un rincón fresco para el gato

Los gatos, como las personas, necesitan contar con un refugio fresco para cobijarse del calor en verano. Las sombras y las corrientes de aire ayudan a bajar la temperatura, por lo que supondrán un alivio para los peludos compañeros de casa.

Pero, ¿por qué no construir en el hogar un espacio fresco para el felino a salvo del calor? Una idea es utilizar una caja de cartón -objeto por el que muchos mininos, además, sienten devoción- y situarla en un espacio refrigerado de la vivienda. Este refugio felino puede completarse con una toalla en su superficie, que mantendrá la zona más fresca, e incluso con un calcetín, en el que se metan bloques de hielo, protegido por una toalla.

6. Ventanas protegidas para el felino

Una ventana implica un riesgo serio para los gatos. "Los accidentes de felinos que caen desde balcones y ventanas abiertas son demasiado frecuentes: hay que proteger y cerrar las ventanas cuando hay animales en casa", explica la Asociación Nacional de Amigos de los Animales.
  • Aquí se listan seis pasos para proteger las ventanas cuando se vive con gatos.

El primer paso para proteger al felino es la prevención; en otras palabras, evitar situaciones de riesgo. Para ello, hay que cerrar las ventanas y usar cerramientos seguros para las ventanas con gatos. El mejor consejo es conseguirlos en tiendas especializadas, ya que los cierres y mallas para niños no son seguros para los felinos.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto