Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas

La rabia en el perro: una enfermedad temida

Cada año se sacrifican en el mundo 20 millones de perros a causa de la rabia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 18 febrero de 2012
img_dientesnuestra Imagen: torbakhopper

La enfermedad de la rabia en el perro se transmite a través de un diminuto, pero maligno, virus. El contagio suele ocurrir si otro animal infectado muerde al can, ya que el microorganismo dañino viaja en la saliva del perro infectado. La rabia está casi erradicada en España, aunque conviene extremar los cuidados cuando se pretende viajar a otro país con nuestra mascota.

Aunque en España la enfermedad de la rabia en el perro, salvo casos aislados, se ha superado, todavía 20 millones de canes se sacrifican cada año en el mundo a causa de esta enfermedad. Son los datos que recoge la Sociedad Mundial para la Protección de los Animales (WSPA).

Un diminuto, pero agresivo, virus del género lyssavirus, con forma de minúscula bala, es el responsable de esta grave dolencia, que desemboca en la casi segura muerte del perro infectado. El virus ataca al sistema nervioso del can y lo transforma en un animal agresivo y violento.

La Sociedad para la Protección de los Animales calcula que unas 55.000 personas mueren cada año en todo el mundo a consecuencia de la rabia.

El responsable de la rabia es un diminuto virus, pero agresivo, con forma de bala

Esto explica que, aunque en España no se den casos de rabia canina desde hace más de 30 años, salvo contadas excepciones, sea una enfermedad temida.

Solo las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla cuentan, de forma excepcional, con focos aislados de rabia en perros. Uno de los últimos casos que acaparó la atención mediática fue el de un can enfermo en Ceuta, que mordió a un agente de policía en la frontera de Marruecos en 2009.

La vacunación contra la rabia del perro

La prevención es el modo más eficaz de prevenir la temida infección de la rabia en el perro, según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS). "La estrategia más rentable para eliminar la rabia es la vacunación de las mascotas", advierte la OMS.

En España no existe una única ley que obligue a los dueños de perros a vacunar a sus mascotas contra la rabia: las diferentes comunidades autónomas aprueban sus propias normas. La mayor parte de las regiones, no obstante, han optado por regular la vacunación. En Andalucía, la inyección contra la enfermedad es obligatoria para los perros desde el año 2003 (Ley de Protección Animal de Andalucía del año 2003).

Los propietarios de perros que viven en País Vasco, Cataluña y Galicia, sin embargo, tienen la posibilidad de vacunar, o no, contra la rabia. En estas regiones, la inyección preventiva es voluntaria.

Efectos secundarios de inyección contra la enfermedad

La vacuna de la rabia introduce una pequeña cantidad del virus lyssavirus, responsable de la enfermedad, en el cuerpo de la mascota. Se anima al ejército natural de anticuerpos con los que cuenta nuestra mascota para que esté alerta ante el posible contagio en el futuro del virus de la rabia.

Introducir el virus de la rabia en el perro puede tener, no obstante, algunos molestos efectos secundarios.

La rabia ataca al sistema nervioso del can y lo transforma en un animal agresivo

Aunque la mayoría de las comunidades autónomas obligan a los dueños de canes a vacunar a sus perros contra la rabia, no es extraño que esta inyección provoque algún malestar en la mascota, como fiebre o vómitos. Acudir pronto al veterinario es esencial ante cualquier síntoma.

Los perros viajeros necesitan la vacuna

Aunque la rabia del perro se ha erradicado prácticamente en España, el temor a la dolencia obliga a que todos los canes que quieran viajar por Europa tengan que estar vacunados. El documento que permite a las mascotas desplazarse entre los diferentes estados comunitarios recibe el nombre de Pasaporte Europeo para Animales de Compañía: es una cartilla sanitaria canina, válida en todos los países de la Unión Europea, que certifica que el perro goza de la salud necesaria para viajar.

El perro excursionista debe contar con este certificado oficial, que garantiza que está libre de la rabia. Para ello, debe realizar un examen veterinario y estar vacunado contra la enfermedad. El reglamento 998/2003 de la Unión Europea regula cómo funciona y qué es este pasaporte para las mascotas.

Consejos

  • En España, no hay una única ley que regule la vacunación del perro contra la rabia: son las diferentes comunidades autónomas las que aprueban sus propias normas.

  • La mayoría de las regiones han optado por imponer la vacuna como obligatoria. No ocurre lo mismo, sin embargo, en País Vasco, Cataluña y Galicia, donde la inyección es voluntaria.

  • La vacuna contra la rabia introduce una pequeña cantidad de virus en el cuerpo de su perro.

  • La inyección puede tener efectos secundarios, como fiebre y vómitos.

  • Aunque la rabia del perro se ha erradicado prácticamente en España, el temor a la dolencia obliga a que todos los canes que quieran viajar por Europa tengan que estar vacunados.

  • Se debe acudir al veterinario ante cualquier síntoma o duda, por ser quien mejor podrá ayudar en cualquier caso.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones