Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Alimentación

Premios para perros

Algunos premios comestibles para perros, llamados 'bully stricks', pueden contener subproductos animales desconocidos por los dueños y una alta cantidad de calorías

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 27 noviembre de 2013

Si pensamos en premios para perros y gatos los primeros productos que se nos ocurren son palitos de colores y galletas para canes de todos los tamaños. En este sentido, un grupo de investigadores ha estudiado el contenido un tipo de aperitivos caninos, los llamados bully sticks, y han hallado que contienen demasiadas calorías e ingredientes no siempre conocidos por los propietarios. Los productores de estos premios, por su parte, explican que hay varias gamas de obsequios caninos, y que el sector se está esforzando por mejorar la calidad de estos aperitivos.

Imagen: Tricia

Premios comestibles para perros

Los premios comestibles para perros y gatos son un sector en expansión dentro de la industria de alimentación para mascotas. Galletas para canes de todos los sabores, palitos y otros aperitivos blandos para felinos -con distintas formas (y colores)- y hasta huesos manufacturados pensados para hacer las delicias de los perros.

La mitad de los dueños ofrecen premios a sus perros, pero la mayoría desconocen sus ingredientes y el riesgo de provocarles sobrepeso

"Los dueños de perros tienen una idea equivocada acerca de los premios comestibles que ofrecen a sus animales", opina la nutricionista Lisa Freeman, de la Universad de Tufts, quien ha coordinado un extenso estudio en EE.UU. y Canadá -publicado este año en la revista científica 'Canadian Veterinary Journal'- sobre este tipo de premios comestibles para canes. El éxito de los premios comestibles comerciales entre los propietarios de canes y felinos consultados por la nutricionista es elocuente. El 30% de los dueños de perros ofrece de forma regular huesos de cuero animal prensado a sus peludos compañeros. Mientras que dos de cada diez propietarios deleitan el paladar de su can con barritas y palitos de textura suave, llamados bully sticks o pizzle sticks en inglés (palitos de buey o vergajo de buey).

Diferentes calidades

Imagen: Michelle Tribe

Esta denominación (palitos o vergajo de buey) ofrece una pista de los ingredientes (o subproductos animales) que pueden contener estos premios para perros denominados bully sticks. "La gran mayoría de los dueños de perros, sin embargo, desconocen que los premios que ofrecen a sus mascotas contienen subproductos animales, que muchos rechazarían de saberlo", añade Freeman, aunque sin citar marcas concretas.

El 70% de los dueños entrevistados afirma que no ofrecería a sus peludos amigos alimentos que contuvieran subproductos animales si conociera la presencia de estos componentes en los premios.

Jorge Vergara, veterinario y portavoz del Colegio de Veterinarios de Guipúzcoa, no está sorprendido con los resultados obtenidos por estos científicos estadounidenses y canadienses. "La utilización de subproductos poco saludables en los premios comestibles y otros alimentos para mascotas es algo que ocurre; y, además, no es nuevo", asegura.

En opinión de Vergara, es importante conocer el alimento o premio comestible que se le ofrece al animal, y saber que hay distintas calidades de productos para mascotas. El problema es, en parte, el etiquetado de estos alimentos para mascotas, recuerda el veterinario; ya que es menos exigente -en cuanto a la información detallada que ofrece- que la de los productos destinados al consumo humano.

¿Qué hacer entonces? "Mi consejo es acudir con el premio para perros o gatos que se compre al veterinario de confianza, y pedirle su opinión profesional", remacha el portavoz del Colegio Veterinario. Es decir, "solicitar al experto ayuda para poder leer las etiquetas del modo apropiado".

Sobre esta cuestión, Beatriz Arteaga, del departamento de ventas de Mars, uno de los mayores fabricantes de premios comestibles para perros que trabaja en España, explica que hay distintas calidades en el ámbito de los obsequios comestibles para mascotas y que es importante diferenciar los distintos premios para perros y gatos disponibles en el mercado. No obstante, matiza Arteaga, "cada vez son mayores los esfuerzos que hacemos los productores de alimentos para mascotas por fabricar premios para canes que sean beneficiosos para el animal".

Las exigencias de los premios para canes y gatos más sibaritas han aumentado, en consecuencia, y pueden incluir desde un mayor contenido en grasas saludables, como el omega 3, hasta una mayor concentración en vitaminas.

Cuidado con las calorías

Algunos premios comestibles para perros y gatos implican otro riesgo: su alto nivel de calorías supone un riesgo serio de sobrepeso u obesidad para el animal que las ingiera sin control. Las barritas o palitos para perros (bully sticks), por ejemplo, tienen una concentración media de 38 kilocalorías por cada centímetro de producto. Esto significa que un solo bully stick puede añadir entre 54 y 264 kilocalorías a la dieta canina, en función de su tamaño.

El aporte energético para un can es más que relevante. Un premio de tamaño medio contendrá unas 90 kilocalorías: el 30% de las que precisa un perro pequeño (que pese entre cuatro y cinco kilos); y el 9% de la cantidad diaria requerida por un can de gran tamaño (23 kilos). Unos números que son para pensárselo. No obstante, los productores de alimentos para animales también parecen estar cada vez más concienzados sobre la necesidad de cuidar la línea de perros y felinos. Por ello, "nos esforzamos en reducir el contenido calórico de estos alimentos, así como en rebajar la cantidad de azúcares que incluyen", concluye Arteaga. En consecuencia, se trata de buscar, informarse y de elegir el premio comestible más saludable para nuestros peludos compañeros.

Alimentos para perros y gatos, etiquetado menos exigente

En España viven alrededor de nueve millones de perros y gatos, según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía. Pero las normas que los productores deben respetar para fabricar sus alimentos son diferentes que en el caso de las humanas.

Esto incluye el etiquetado de los alimentos para mascotas, menos conciso y exigente. Lo que explica que muchos ingredientes y subproductos utilizados en los premios para perros y gatos no siempre estén recogidos en las etiquetas del alimento y, en consecuencia, puedan quedar ocultos al consumidor.

«La lista de aditivos permitidos por la Comisión Europea para la comida de perros y gatos es enorme, y permite, entre otros ingredientes, cerca de 4.000 químicos y colorantes prohibidos para el consumo humano», afirma el colectivo Comida Real para Mascotas. Este movimiento, que aúna a científicos, veterinarios y pequeños productores de alimentos naturales para mascotas, propone una comida más saludable y transparente para perros y gatos.

Los grandes productores de alimentos y premios para perros y gatos se muestran a favor de mejorar el etiquetado de sus alimentos e, incluso, de utilizar ingredientes distintos. Aunque admiten que la legislación es, en muchas ocasiones, la que marca el camino para este cambio.

«Cuando fabricamos productos para mascotas, nos remitimos a las normas europeas de alimentos para perros y gatos; aunque si las leyes cambiaran no tendríamos ningún problema para adaptarnos», asegura Josep Arnas, secretario general de la Asociación Española de Distribuidores de Productos para Animales de Compañía preguntado al respecto del contenido e ingredientes de estos alimentos para mascotas.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto