Andalucía incorporará al alimoche al programa de cría de especies en cautividad

Esta ave se ha convertido en uno de los animales más afectados por el uso ilegal de cebos envenenados
Por mediatrader 17 de julio de 2003

Tiene la cara desnuda de plumas y de color amarillo. La punta de su pico y los extremos de sus alas son negros y el resto del plumaje es blanco con tonos amarillentos. Es el alimoche, un ave de la cual aún se pueden ver algunos ejemplares por la geografía española; pero la voz de alarma se ha encendido ya que se ha convertido en uno de los animales más afectados por el uso ilegal de cebos envenenados en el campo.

Ante esta situación, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha anunciado que incorporará al alimoche al programa de cría de especies en cautividad. Serán los nuevos acompañantes de los quebrantahuesos en el centro de cría Guadalentín (parque natural de Cazorla, en Jaén). Todos los alimoches que están ahora en centros de recuperación de especies pasarán a formar parte del programa de cría en cautividad, una iniciativa que ya se está desarrollando en otras comunidades autónomas junto a otro tipo de medidas para favorecer la conservación del más pequeño de las cuatro especies de buitres europeos.

El alimoche es una especie en declive y las causas del mismo coinciden, en parte, con las de otras especies en peligro de extinción, como son el águila imperial o el lince ibérico. El uso de cepos envenenados en el campo, la pérdida de alimento, así como de hábitat, en este caso mulares tradicionales, hace que el declive se acentúe.

Cuatro especies

La Consejería de Medio Ambiente trabaja actualmente en la provincia jienense en la recuperación de cuatro especies en peligro de extinción o vulnerables. Se trata del alimoche, el quebrantahuesos, el lince ibérico y el águila imperial. De los tres últimos hay localizados muy pocos ejemplares. Ya no se ve, por ejemplo, volar ningún quebrantahuesos en los cielos de Cazorla, que fue el último reducto donde se vio un quebrantahuesos hace décadas. No obstante, sólo habrá que esperar a 2005 para ver algunos de los criados en cautividad estirar sus enormes alas.

Ya se empiezan a soltar algunos ejemplares, aunque lejos de Jaén. Hace poco se ha soltado en los Alpes a un hermano de Andalucía, la primera hembra que nació en cautividad en el centro Guadalentín de Cazorla. En este centro hay en la actualidad 21 ejemplares, 12 machos y 9 hembras, y ya han nacido tres pollos.