Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Científicos de varias universidades españolas descubren una nueva especie de roble de alta montaña

Durante años se creyó que el "Quercus orocantábrica" o roble cantábrico era una mezcla genética de dos especies

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 11 noviembre de 2004

Así, durante muchos años, el roble cantábrico parecía ser una mezcla genética de dos especies. Incluso se le llegó a bautizar como "Quercus rosacea" o roble rosado. Pero en las altas cumbres surgió la sorpresa. Los botánicos analizaban periódicamente los híbridos que habían ido localizando, siempre en zonas en las que el carbayu común y el roble albar compartían hábitat, pero en sus campañas de recogida de muestras se encontraron con algunos fenómenos peculiares: en determinados parajes de la reserva natural de Muniellos, en varias montañas de Orense y en los macizos montañosos de Sanabria, en Zamora, localizaron poblaciones muy considerables de roble cantábrico. Y sin contacto cercano con bosques de carbayu común o de roble albar. El fenómeno era, en verdad, extraño, porque la imposibilidad de reproducirse que se le atribuía al roble cantábrico no casaba bien con la lejanía de las poblaciones de sus supuestos progenitores, tanto actuales como documentadas en el pasado. De ese modo, los científicos comenzaron a considerar la posibilidad de que el roble cantábrico no fuera sólo un híbrido, sino que éste hubiera experimentado una mutación genética que le permitiese reproducirse.

Dificultades añadidas

De nuevo comenzaron las investigaciones, con importantes dificultades añadidas. Una era que en zonas en las que se sabía positivamente que los árboles estudiados eran híbridos, comenzaron a aparecer muestras de los ejemplares que finalmente confirmarían la existencia de una nueva variedad. Otra dificultad era que durante mucho tiempo el mero hecho de regresar a los ejemplares marcados sin contar con el actual GPS suponía graves quebraderos de cabeza.

Con todo, tras estudiar alrededor de 5.000 ejemplares diferentes, se hallaron en muchos de ellos bellotas con embrión y granos de polen con capacidad de fecundación, por lo que se pudo describir el "Quercus orocantabrica" como una nueva línea genética independiente ya de sus ancestros.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto