Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El Parlamento Europeo aprueba la directiva para promover la recogida y reciclaje de pilas y baterías en la UE

Los Estados miembros tendrán que contar con sistemas de recogida a partir de 2008

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 5 julio de 2006
La nueva directiva para promover la recogida y reciclaje de pilas y baterías en la UE quedó ayer aprobada por el Parlamento Europeo. Según esta norma, los Estados miembros deberán contar con sistemas de recogida a partir de 2008, además de establecer como objetivo para 2012 recuperar al menos el 25% de las pilas.

Una de las principales demandas del Parlamento, la de que los distribuidores que suministren pilas o acumuladores portátiles sean los responsables de recuperar los residuos sin cobrar por ello, ha sido finalmente aceptada. Así, desechar pilas y baterías no supondrá ningún coste para el usuario.

Los puntos de recogida se implantarán en 2008. Paralelamente, se realizarán campañas de información cuyo coste soportarán también los productores. En la actualidad, solamente seis Estados miembros poseen un sistema de recogida de pilas y baterías: Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Países Bajos y Suecia. Según esta norma, los Estados miembros deberán alcanzar los siguientes índices mínimos de baterías y pilas recogidas: el 25% a más tardar seis años después de la entrada en vigor (es decir, en 2012), y el 45% diez años después de la aprobación de la directiva (es decir, en 2016).

Todas las pilas recogidas se someterán a tratamiento y reciclado mediante sistemas que respeten la salud, la seguridad y la gestión de residuos. En este caso, los objetivos mínimos son lograr reciclar el 65% de pilas y acumuladores de plomoácido, el 75% de las de niquelcadmio, y el 50% de los demás residuos de pilas y acumuladores. Además, los Estados miembros prohibirán la comercialización de todas las pilas y acumuladores, hayan sido o no incorporados a aparatos, que contengan más de 0,005% de mercurio en peso; y las que contengan más de 0,002% de cadmio. Las únicas excepciones son los dispositivos de emergencia y alarma, los equipos médicos o las herramientas eléctricas inalámbricas.

Asimismo, el texto acordado establece que los Estados miembros con fabricantes establecidos en su territorio promoverán la investigación y fomentarán mejoras del rendimiento medioambiental global de las pilas y acumuladores a lo largo de todo su ciclo de vida útil, así como el desarrollo y la comercialización de modelos con menores cantidades de sustancias peligrosas o con sustancias menos contaminantes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones