Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Evalúan por primera vez la tasa de respiración en el océano y su contribución al intercambio de CO2

Este proceso influye en la regulación del cambio climático entre el mar y la atmósfera

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 29 noviembre de 2002
Científicos españoles y canadienses, dirigidos por el profesor Carlos M. Duarte, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han evaluado por primera vez la tasa de respiración en el océano global y su contribución al intercambio de dióxido de carbono (CO2). Este proceso -como detallan en el último número de la revista "Nature"- influye en la regulación del cambio climático entre el mar y la atmósfera.

Los profesores Duarte y Paul del Giorgio, de la Universidad de Quebec, reconocen que aunque el océano es el ecosistema más extenso de la Tierra, nuestro conocimiento sobre su función es aún insuficiente, hasta el punto de que hace menos de cien años se consideraba que el océano profundo estaba desprovisto. "Por eso, no es extraño que mientras se piensa en los bosques como los pulmones de nuestro planeta, el papel del océano en el metabolismo queda pobremente entendido", añaden.

La relevancia de este estudio radica en identificar la respiración oceánica y la descomposición de materia orgánica asociada como uno de los componentes más importantes del flujo de carbono global y como una fuente importante de dióxido de carbono en la naturaleza. La mitad de esta respiración tiene lugar en el llamado océano profundo -a menos de doscientos metros de profundidad- donde el dióxido de carbono que se produce no se intercambia a corto plazo con la atmósfera. A esta profundidad este proceso mantiene un activo ecosistema dominado por bacterias. Desde la década de los treinta, la investigación sobre el metabolismo del océano se había centrado en cuantificar las tasas de síntesis de materia orgánica por el plancton marino, mientras que se había ignorado el proceso opuesto: la descomposición de materia orgánica por la respiración.

Sobre la base de estas investigaciones, la visión predominante del metabolismo del océano era la de un componente de la biosfera que captaba dióxido de carbono de la atmósfera mediante el proceso de fotosíntesis.

Hace ahora cinco años, las investigaciones llevadas a cabo por el profesor Carlos M. Duarte junto con Susana Agustí, en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados del CSIC, suscitaron el interés de la comunidad científica internacional, al postular que la respiración excedía a la producción de materia orgánica en los desiertos oceánicos, que ocupan el 70% de la superficie marítima.

La aportación científica que ahora se publica en "Nature" muestra que la respiración en el océano global es un proceso de enorme magnitud que probablemente exceda la tasa de producción de materia orgánica. Este complicado proceso, según los científicos, se distribuye a lo largo de más de tres mil metros de profundidad media en el océano.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones