Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Frenar el calentamiento global supondría para la economía europea sólo un 0,19% del PIB anual hasta 2030

El cambio climático hará caer la rentabilidad de la agricultura en los países mediterráneos, entre ellos España

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 12 enero de 2007
Reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) para evitar un mayor calentamiento del planeta supondría un coste para la economía europea de un 0,19% del Producto Interior Bruto (PIB) de media, en términos anuales, hasta 2030, según un estudio de impacto realizado por la Comisión Europea.

Esta cantidad no supone gran cosa si se tiene en cuenta que algunos informes, como el realizado recientemente por el economista británico Nicholas Stern, pronostican que si no se toman medidas urgentes contra el cambio climático la economía mundial podría contraerse entre un 5% y un 20% en los próximos años.

El impacto de poner remedio a este fenómeno supondría, en el caso de la economía mundial, un decrecimiento de un 0,14% en términos anuales hasta 2020, y un 0,19% si la proyección se extiende hasta el año 2030.

Para EE.UU., el país más contaminante del mundo y no firmante del Protocolo de Kioto, el coste sería más bajo que para Europa, tan sólo un 0,15% de menor crecimiento, mientras que Rusia sería la economía que tendría que pagar el precio más alto, un 0,37% de su PIB anual hasta 2020.

Las economías emergentes, por su parte, tendrían poco que perder, tan sólo un 0,06% en el caso de Brasil, y un 0,1% en el de China e India en términos anuales.

Agricultura menos rentable

Entre los efectos que tendrá para la economía el cambio climático, además de los medioambientales propiamente dichos, figura una menor rentabilidad de la agricultura en los países mediterráneos, entre ellos España, ya que la elevación de las temperaturas hará que se acorte el periodo de crecimiento de los cultivos y, de este modo, se reducirá su productividad.

Por el contrario, los países del norte de Europa, que tendrán menos lluvias que ahora, verán aumentar los resultados de su agricultura, ya que disfrutarán de estaciones cálidas más prolongadas que beneficiarán a algunos cultivos, sobre todo el cereal.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones