Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La actividad del Sol podría ser culpable de hasta el 20% del cambio climático

No obstante, los expertos mantienen que el origen del fenómeno está en la acción humana

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 10 julio de 2008
El calentamiento global está provocado fundamentalmente por los gases de efecto invernadero producidos por las actividades humanas, si bien las variaciones climáticas actuales podrían estar provocadas "en torno a un 15% ó un 20%" por la actividad del Sol, según indicó el investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) Manuel Vázquez en la conferencia "Sol y Cambio Climático", organizada dentro de los cursos de verano de El Escorial de la Universidad Complutense de Madrid.

"Si el hombre no hubiese comenzado a quemar combustibles fósiles, posiblemente el Sol hubiera sido el agente que modulara el clima hasta la próxima glaciación, pero desde el siglo XIX hemos empezado un experimento del que ya estamos empezando a sufrir las consecuencias", explicó el astrofísico a la Plataforma SINC. El hecho de que exista una relación entre el Sol y el clima de la Tierra es algo "plausible", ya que es la principal fuente de energía de todo lo que ocurre en la atmósfera terrestre, "pero hay que buscar pruebas empíricas que demuestren que esa correlación se produce y en qué escala de tiempo", agregó el experto.

"Existen evidencias que indican que tras la última glaciación, durante los últimos 10.000 años y antes de que empezase la actividad industrial, las fluctuaciones de la energía magnética del Sol han modulado en gran parte las variaciones del clima promedio de la Tierra", señaló el investigador. Para poder explicar las variaciones del pasado los científicos piensan que debe existir algún tipo de mecanismo que amplifique la señal solar, como cambios en la radiación ultravioleta del Sol, en el flujo de los rayos cósmicos que llegan a la Tierra, o en la electricidad media de la atmósfera terrestre.

"Cuando hay más actividad solar, llega más radiación del Sol, y cualquiera de los procesos citados se intensifica, provocando un calentamiento", detalló Vázquez. Todas estas señales se hacen muy evidentes en las capas altas de la atmósfera, según han demostrado los datos recogidos en los últimos años, "pero el gran problema es trasladar esa correlación tan clara de la actividad solar a las capas superiores de la atmósfera a las inferiores, en las que medimos el clima", apuntó el científico.

El papel del astro rey en las variaciones climáticas de la Tierra "no es despreciable", aseguró Vázquez, que no obstante aclaró que en los últimos 40 años la actividad solar no ha aumentado, sino que se ha mantenido constante o más bien ha disminuido, por lo que es difícil atribuirle una influencia fundamental respecto al calentamiento global, "cuya causa hay que buscar en las actividades humanas", concluyó.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones