La ONG Plantemos el Planeta proyecta corredores ecológicos entre bosques españoles y centroeuropeos

La iniciativa persigue restaurar áreas deforestadas y permitir las migraciones de las especies de fauna y flora entre distintos territorios
Por mediatrader 7 de septiembre de 2011

La ONG Plantemos el Planeta ha puesto en marcha el proyecto «Ardilla: Connecting Life», que conectará los bosques de España y Europa a través de una red de corredores y subcorredores ecológicos, con el fin de restaurar áreas deforestadas y permitir las migraciones de las especies de fauna y flora entre distintos territorios. En esta iniciativa participan administraciones públicas, empresas, ONG y voluntariado social. Se trata de un programa «único en Europa por la amplitud de su cometido», asegura la organización.

Los bosques representan el hábitat natural del 90% de las especies animales y vegetales. Con la perdida de los bosques, tres especies desaparecen cada hora. La deforestación y la degradación de los bosques cuestan a la economía mundial casi tres trillones de euros al año, más que lo que costó y cuesta la crisis financiera, explica Plantemos el Planeta. La ONG defiende que uno de los grandes retos, tanto a nivel nacional como internacional, es la conectividad entre los espacios naturales, lo que permitirá una mejor preservación y gestión de los ecosistemas naturales.

«Ardilla» pretende conectar los bosques. Para ello, se ha diseñado una red de corredores ecológicos en los que se propone la restauración de las áreas deforestadas. Se conectarán las cordilleras béticas con el Pirineo y con la Cordillera Cantábrica a través de varios corredores y sub corredores que enlazarán el sur del país con el norte y el este con el oeste, con lo que se conseguirá los objetivos de conexión ecológica entre los ecosistemas forestales.

El proyecto también quiere servir de corredor ecológico para facilitar las migraciones de las especies de fauna y flora entre distintos territorios. «Durante años hemos creado nuestra red de infraestructuras estratégica, corredores ferroviarios, autovías, canalizaciones, etc. Lo que para los humanos es una ventaja, para las especies puede ser una barrera. Ha llegado el momento de crear una infraestructura verde y conservarla», defiende Plantemos el Planeta. La ONG destaca que «Ardilla» ha despertado el interés del Consejo Europeo y que será exportado en el ámbito internacional.