Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La ONU confirma la desintegración de los principales ecosistemas del planeta

La pérdida del tejido de la vida obedece a la expansión de la agricultura y de las urbes hacia los bosques, praderas y humedales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 26 julio de 2002
img_ecop
La ONU denuncia el deterioro de bienes esenciales para la vida como bosques, zonas costeras, tierras agrícolas y sistemas de agua dulce Las praderas, tierras agrícolas, bosques, zonas costeras y sistemas de agua dulce -principales ecosistemas del mundo- están disminuyendo su capacidad de producción de servicios y bienes esenciales para la vida, según el informe Recursos Mundiales 2002, cuyos miles de datos científicos confirman su desintegración.

El estudio de Naciones Unidas, del Banco Mundial y del Instituto de Recursos Mundiales (EE UU) evalúa por primera vez el estado de los ecosistemas y las condiciones de los productos obtenidos de ellos: agua, alimentos, conservación de la biodiversidad y almacenamiento de carbono atmosférico, entre otros. El análisis incluye a las tierras agrícolas -que cubren casi el 28 por ciento del planeta (sin Groenlandia y la Antártida)-, los ecosistemas costeros (incluidas las pesquerías marinas) y forestales (22% de la superficie terrestre, cada uno); praderas (41%) y los sistemas de agua dulce, cuya extensión se reduce a menos del uno por ciento.

La pérdida del tejido de la vida obedece fundamentalmente a la expansión de la agricultura y de las urbes hacia los bosques, las praderas y los humedales: los humanos han convertido casi un tercio del área terrestre -unas 3.800 millones de hectáreas- a estos fines.

De acuerdo a la edición en castellano de Recursos Mundiales 2002. La guía global del planeta, cuyo texto de presentación corre a cargo de José María Aznar, los datos y la experiencia práctica muestran claramente que la capacidad de la naturaleza para generar bienes y servicios está decreciendo, pero su demanda global continua creciendo.

El consumo de los bienes básicos generados por los ecosistemas -granos, carnes, pescado y madera- «aumentó sustancialmente en las últimas cuatro décadas y continuará haciéndolo a medida que la economía mundial se expanda y crezca la población», subraya el estudio, prologado por el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique Iglesias.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones