Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La tundra del Ártico podría transformarse en un paisaje lleno de bosques debido al calentamiento global

Un proceso similar ocurrirá en muchas partes de Europa oriental, Escandinavia y norte de Asia, donde los árboles de hoja ancha llegarán cada vez más al norte

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 6 marzo de 2011
El típico paisaje de la tundra que en la actualidad cubre buena parte de Alaska y Canadá puede dar paso a finales de este siglo a un escenario lleno de bosques y plantas típicas de climas registrados más al sur, debido al calentamiento global. Cambios similares pueden darse en muchas partes de Europa oriental, Escandinavia y norte de Asia, donde los bosques de hoja ancha llegarán cada vez más al norte. Todo esto acompañado por un deshielo en Groenlandia, que dará paso a un paisaje de tundra.

Estas alteraciones son parte de una reorganización de los climas árticos que se prevé a finales del siglo XXI, según lo proyectado por un equipo de la Universidad de Nebraska y climatólogos de Corea del Sur. En un artículo que se publicará en un próximo número de la revista "Climate Dynamics", el equipo de investigación analizó 16 modelos de clima global desde 1950 hasta 2099 y lo combinó con más de 100 años de datos de observación para evaluar lo que el cambio climático podría significar para los sensibles ecosistemas árticos en los albores del siglo XXII.

El trabajo es uno de los primeros en aplicar un sistema de clasificación climática específica de un examen exhaustivo de los cambios climáticos en todo el Ártico, para lo que se utilizan tanto las observaciones como una colección de proyecciones de futuros cambios climáticos, dijo Song Feng, autor principal del estudio. Sobre la base de las proyecciones climáticas, el nuevo estudio muestra que las zonas del Ártico ahora dominadas por los tipos de clima polares y subsolares disminuirán y serán reemplazadas por climas más templados, cambios que podrían afectar a una cuarta parte o casi la mitad del Ártico, en función de escenarios futuros de emisiones de gases de efecto invernadero, para el año 2099.

Los cambios en la vegetación ártica, naturalmente, seguirán a los cambios en los climas de la región. La cobertura de la tundra se reduciría entre un 33% y un 44% a finales del siglo, mientras que los tipos de clima templado que soportan los bosques de coníferas y árboles de hojas aciculares los empujarían hacia el norte. "La expansión de los bosques puede amplificar el calentamiento global, debido a que las nuevas zonas forestales pueden reducir la reflectividad de la superficie, con lo que se produciría aún un mayor calentamiento del Ártico", dijo Feng. "La contracción de la tundra y la expansión de los bosques también pueden afectar al hábitat para la fauna y los residentes locales", agregó.

La tundra en Alaska y el norte de Canadá se reduciría y se vería sustituida por los bosques boreales y arbustos hacia 2059. Dentro de otros 40 años, la tundra se limitaría a la costa norte y las islas del Océano Ártico. El derretimiento de la nieve y el hielo en Groenlandia tras el calentamiento reducirá la capa de hielo permanente, lo que permitiría la extensión de la tundra.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones