Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Las 12 nuevas Reservas de la Biosfera

La UNESCO declara doce nuevas Reservas de la Biosfera, tres de ellas españolas, para conservar mejor el patrimonio natural mundial

img_marinascorunesas

La UNESCO ha aprobado doce nuevas Reservas de Biosfera, entre ellas tres españolas: Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, Tierras del Ebro y Sitio real de San Ildefonso-El Espinar. La red mundial de estos espacios naturales protegidos cuenta ya con 621 sitios en 117 países. España, con 45, se convierte en el segundo país del mundo en número de estas reservas, por detrás de Estados Unidos. Las Reservas de la Biosfera contribuyen a proteger la biodiversidad y el desarrollo sostenible de la zona y sus habitantes y promover la investigación científica. Este artículo explica cómo son las tres nuevas Reservas de la Biosfera españolas y las demás nuevas Reservas mundiales aprobabas.

Las tres nuevas Reservas de la Biosfera españolas

Imagen: UNESCO
1. Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo (116.000 hectáreas, 190.000 habitantes, Galicia): dos grandes ríos, el Mero y el Mandeo, surcan sus tierras, que albergan ecosistemas costeros y de montaña con una gran diversidad biológica. Sus recursos naturales han posibilitado productos naturales como abonos, miel, etc. y la conservación de razas autóctonas de ganado. En este vídeo se pueden ver sus principales características.

España, con 45 Reservas de la Biosfera, se convierte en el segundo país del mundo en número de estos espacios naturales protegidos

2. Tierras del Ebro (367.729 hectáreas, 190.000 habitantes, Cataluña): abarca el delta y la cuenca del Ebro, el río más caudaloso de España. Alberga numerosos ecosistemas interiores y costeros. La ganadería ocupa la mayor parte del lugar, donde también se han desarrollado las energías renovables. La candidatura fue desestimada el año pasado por incluir la central nuclear de Ascó. En esta ocasión se ha dejado fuera el territorio donde se encuentra dicha instalación.

3. Sitio real de San Ildefonso-El Espinar (35.414 hectáreas, 14.000 personas, Segovia): incluye los Montes de Valsaín, una de las grandes zonas arboladas del país. Posee una gran variedad de flora, como los matorrales de altura, los pinares, las encinas o los sotos y una fauna con más de cien especies de aves, anfibios y reptiles, y otros tantos mamíferos como nutrias, erizos, corzos, jinetas, jabalíes, gatos monteses o zorros. La industria vidriera, el turismo, la agricultura a pequeña escala o la investigación forestal son algunas de las actividades de sus habitantes.

Además, la UNESCO ha aprobado la extensión de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala. Designada en 1977, se encuentra en los Pirineos Centrales, en Huesca, y contiene el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el monumento natural de los glaciares pirenaicos y el sitio del patrimonio mundial "Pirineos - Monte Perdido", así como circos y cañones. Con la nueva extensión, esta Reserva cubre ahora 117.364,03 hectáreas y cuenta con unos 6.000 habitantes.

Las nuevas Reservas de la Biosfera mundiales

4. Alakol (193.089 hectáreas, Kazajstán): situada en el corredor de migración de las aves de Asia Central y la India, sirve de hábitat a algunas raras y amenazadas, como el pelícano ceñudo o la espátula común. Es una zona húmeda de importancia mundial con 678 especies vegetales documentadas, seis de ellas endémicas. La economía regional se basa en la agricultura, la cultura y la ganadería.

5. Bosque de enebros de Ziarat (Pakistán): el ecosistema forestal de enebros es vital para la conservación de la biodiversidad y por sus beneficios a escala local, regional y mundial.

6. Gochang (670 kilómetros cuadrados, República de Corea): acoge ecosistemas forestales, costeros y de agua dulce. En sus marismas hacen escala aves migratorias y picudas de Asia o el chorlito real. En esta reserva se desarrollan actividades económicas como el ecoturismo, la agricultura ecológica o la cosecha de sal.

7. Gran Nicobar (103.870 hectáreas, India): se caracteriza por su pluviselva tropical de hoja perenne. La fauna está formada por 1.800 especies, entre las que destacan 200 especies de meiofauna costera censadas. La isla ha estado habitada por la tribu Shompen, cazadores seminómadas que vivien en las tierras de interior, y por la tribu Nicobarese, instalada en el litoral, que se dedica a la pesca y la horticultura. Los 6.831 habitantes de la reserva extraen diversos recursos biológicos, como plantas medicinales y productos forestales no leñosos.

8. Isla de las Serpientes - Monte Laotie (9.808 hectáreas, China): es el hábitat de la Gloydius shedaoensis, una especie endémica de serpientes en peligro de extinción, cuyo veneno tiene propiedades curativas. También es el hogar de 307 especies de aves y lugar importante en la ruta migratoria de más de diez millones de pájaros.

9. Macizo del Cajas (Ecuador): contiene ecosistemas de alta montaña (4.380 metros de altitud) y zonas marinas y costeras que bordean el Pacífico. Comprende el Parque Nacional del Cajas, con una destacada biodiversidad endémica norteandina y una zona de importancia para la conservación de las aves. En su interior también se encuentra el centro histórico de Santa Ana de los Ríos de Cuenca, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial.

10. Marais Audomarois (22.300 hectáreas, 69.000 habitantes, Francia): abarca la ciudad artística e histórica de Saint-Omer y sus pantanos. Cobija a más de 1.700 especies de flores, aves y setas y más de un tercio de las especies acuáticas francesas. Es uno de los dos últimos jardines flotantes de zonas pantanosas de Francia, que cumplen una función primordial frente a las inundaciones.

11 y 12. Monteviso - Mont-Viso / Territorio de biosfera del Monviso - Mot-Viso (Italia y Francia): la nueva reserva de la parte italiana contiene un mosaico de ecosistemas escalonados alpinos (pasa de los 450 a los 3.841 metros sobre el nivel del mar). El macizo del Monviso, el bosque de Alevè con sus pinos cembro y el valle fluvial del Po son algunas de sus principales riquezas naturales. En cuanto a la nueva reserva de la parte francesa, recibe las influencias alpina y mediterránea. Posee numerosas especies endémicas, lagos de altitud, una decena de hábitats marcados por bosques, formaciones rocosas y zonas acuáticas.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones