Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Lugares para preservar y visitar

La custodia del territorio permite conservar entornos naturales, rurales y culturales

Hay entornos naturales que probablemente nunca llegarán a ser parque natural y que, sin embargo, son de gran interés medioambiental y cultural. Varias organizaciones y fundaciones se dedican a comprar estas áreas para preservarlas o, gracias a la fórmula de la custodia, llegan a acuerdos con los propietarios de las tierras para ayudarles en la conservación de sus ecosistemas.

Custodias del territorio

/imgs/2008/05/espacio-natural01.jpgEn Talaván (Cáceres) se halla uno de los últimos rebaños de vaca blanca cacereña, una raza muy amenazada y de la que ya prácticamente no quedan ejemplares en España. Los animales, unos 26, conviven con otros rebaños de ovejas en la finca El Baldío, de unas 280 hectáreas, que está siendo reforestada con encinas y alcornoques por la Fundación Global Nature. La fundación ha implantado en esta finca una gestión agraria que compagina conservación y producción, y que muestra a los agricultores locales que tal combinación es posible. Además, el antiguo cortijo de esta finca cacereña se ha adaptado para recibir visitantes y desarrollar actividades de educación sobre el medio natural y rural.

Lo valioso de la custodia es que se aplica a espacios especialmente vulnerables con muchos valores naturales pero que nunca llegarán a ser parques naturales protegidos El Baldío es un ejemplo de lo que se denomina custodia del territorio, una fórmula en la que los propietarios y usuarios de una área de interés llegan a un acuerdo con una entidad de custodia para colaborar en la preservación y restauración de esas tierras. Normalmente, la entidad de custodia es una fundación o asociación sin ánimo de lucro que cuenta con el patrocinio de empresas o de ayudas públicas. Lo valioso de esta fórmula, explica Joan Nogué, director del Observatorio del Paisaje, es que se utiliza en espacios que tienen muchos valores naturales pero que nunca llegarán a ser parques naturales protegidos. Y al no contar con esa “protección oficial”, se convierten en especialmente vulnerables.

La custodia del territorio ha permitido restaurar humedales, preservar bosques y conservar entornos de interés paisajístico. Pero también recuperar fauna, flora y razas de ganado autóctonas que se están perdiendo por la ganadería intensiva. Es la filosofía del mecenazgo aplicada al territorio, detalla Nogué, en la que “todavía falta mucho por hacer aquí”. Lugares, en cambio, con una gran tradición son Norteamérica y Gran Bretaña, donde la ya centenaria National Trust custodia o mantiene en propiedad desde parques, castillos y construcciones históricas, hasta bosques, granjas tradicionales, islas y restos arqueológicos, que han llegado a sus manos por compra, donación de los propietarios o acuerdos diversos. En cifras, suman algo más de 253.000 hectáreas de tierras, 215 casas y jardines, 40 castillos, 76 reservas naturales, doce faros, 43 pubs y hostales, entre otros. Cada año reciben hasta 50 millones de visitas, de las cuales doce millones son visitas pagadas.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones