Maltratar animales acarreará multas de hasta 100.000 euros

Propietarios y criadores deberán garantizar la protección y el bienestar de sus ejemplares
Por mediatrader 27 de enero de 2007

El Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto de ley de protección de los animales que penaliza con multas de entre 600 y 100.000 euros a quien cause daños o molestias a animales usados para experimentación y otros fines científicos en laboratorios o a los empleados para criar.

Según el Ministerio de Agricultura, el objetivo de la normativa es alcanzar un equilibrio entre la utilización de los animales con fines económicos o científicos y el respeto a unas condiciones apropiadas de mantenimiento, para que reciban un trato adecuado a su condición de seres vivos sensibles. El texto incorpora al ordenamiento jurídico aspectos de la legislación comunitaria en materia de protección animal y define la tipificación de infracciones y el régimen sancionador.

El ámbito principal de aplicación afecta a las explotaciones ganaderas (incluyendo los centros donde se alojan animales de experimentación), al transporte y al sacrificio, así como a las actividades de experimentación. Establece para los propietarios y criadores de animales en las explotaciones la obligación de asegurar su protección, cumpliendo la normativa sobre las condiciones en que se crían y mantienen, tomando en cuenta su especie y grado de desarrollo, adaptación y domesticación. La norma fija también los requisitos y las condiciones en los medios de transporte, y aspectos relativos a las empresas transportistas.

Se establecen asimismo las condiciones mínimas para la cría, mantenimiento y utilización de animales de experimentación, así como el uso de determinados tipos como perros y gatos vagabundos, y extiende la prohibición del maltrato, el abandono o la utilización de animales en peleas, a los de compañía.

La normativa prohíbe además la publicidad con animales realizada de forma indebida y se contempla el establecimiento, por parte del Ministerio de Educación y Ciencia, de un procedimiento excepcional para la acreditación de la formación y experiencia de los investigadores que trabajan con animales.