Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Un modelo matemático permite estudiar mediante ecuaciones las avalanchas submarinas y los tsunamis

Se está aplicando para analizar desprendimientos de tierra en la isla de Alborán

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 14 octubre de 2008
Un equipo de matemáticos andaluces y franceses ha presentado un modelo matemático que permite estudiar mediante ecuaciones las avalanchas submarinas y algunos tipos de tsunamis, según el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC). La isla de Alborán (Almería) es el lugar en el que estos expertos han comenzado a aplicar el modelo para analizar desprendimientos de tierra.

"El modelo que hemos desarrollado puede servir para predecir aquellos tsunamis que se forman tras la caída brusca de sedimentos cerca de la costa", explicó uno de los autores del trabajo, Enrique D. Fernández Nieto, del Departamento de Matemática Aplicada I de la Universidad de Sevilla. La caída de rocas puede verse favorecida por la existencia de una pendiente abrupta del fondo, por un cúmulo de material o por un fuerte oleaje que desestabilice la capa de sedimentos y la haga caer, añadió.

Haciendo uso de unas ecuaciones conocidas como de tipo "Savage-Hutter", bautizadas con los nombres de los dos científicos que las propusieron para estudiar las avalanchas de rocas, los investigadores han planteado por primera vez la necesidad de tener en cuenta el acoplamiento entre las dos capas implicadas en los procesos de avalanchas submarinas, que son el agua y la roca, detalló Fernández. Estudiar ese acoplamiento bicapa "es complicado, pero fundamental en la dinámica total, porque los movimientos de las rocas hacen que se mueva el agua, pero también las posibles mareas pueden desplazar el material granular", apuntó el experto.

Parámetros necesarios

A la hora de deducir el modelo, los matemáticos han tenido en cuenta la porosidad de los sedimentos, las fuerzas que interactúan en el proceso y el "término de fricción de tipo Coulomb", que hace referencia a los parámetros de la ecuación que se oponen al movimiento de la masa de roca al caer. Además de los ángulos de fricción interna y con el fondo, otros parámetros que valoran los matemáticos son la flotabilidad del material sumergido, la topografía del terreno, el caudal inicial de agua y su altura. Una vez obtenidos todos estos datos, los matemáticos los introducen en un programa informático para poder analizar y visualizar mediante animaciones la evolución de las avalanchas submarinas y los tsunamis.

Este equipo de científicos ha comprobado la eficacia de sus ecuaciones con los datos de un tsunami, muy bien documentado, ocurrido en Papua Nueva Guinea en 1998. En la actualidad, junto a geólogos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y dentro de un proyecto conjunto financiado por la Junta de Andalucía, estudian cuándo se produjeron algunos desprendimientos de tierra ocurridos en el pasado en las proximidades de Alborán, además de valorar la posibilidad de que vuelvan a suceder en el futuro.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones