Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Una cacería ilegal en Valladolid acaba con la muerte de tres lobos

Miembros de la asociación ASCEL descubrieron a un grupo de diez furtivos mientras seguían a una manada

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 30 noviembre de 2007
La Asociación para la Conservación y el Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL) ha denunciado la muerte de al menos tres lobos en una cacería ilegal en los términos de Villavieja del Cerro y Velilla, dos pedanías de Tordesillas (Valladolid). Miembros de ASCEL descubrieron a una decena de cazadores abatiendo a los animales en medio de una espesa niebla, algo que está prohibido.

Además de los lobos -un macho, una hembra y una cría-, los furtivos mataron a tiros a tres zorros y tres jabalíes. Sus cuerpos fueron hallados entre unos maizales. "Estábamos apostados siguiendo a un grupo de cinco lobos cuando les vimos llegar en los coches", recuerda Luis Mariano Barrientos, miembro de ASCEL, quien llamó inmediatamente a la Junta de Castilla y León y al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. Los agentes llegaron a tiempo de localizar a los cazadores e identificar a cinco de ellos.

"Ya no es sólo el hecho de matar a lobos y a las otras especies sin la correspondiente autorización, sino que ayer por la mañana (cuando ocurrieron los hechos) era aún más ilegal todavía salir de caza con la niebla que había", añade Barrientos. La Consejería de Medio Ambiente de la Junta ha abierto un expediente sancionador para dirimir responsabilidades.

Multas de hasta 3.900 euros

La Federación de Caza de Castilla y León confirmó la ilegalidad de cazar con niebla y recordó que esta es la época de captura del lobo, si bien matizó que para ello es necesario tener un permiso específico cuando sea al norte del Duero.

La Ley de Caza recoge ambas infracciones como graves y contempla multas que oscilan entre los 390 y los 3.900 euros. El problema, a juicio de Luis Mariano Barrientos, es que "apenas hay denuncias contra estos cazadores furtivos", como demuestra el hecho de que desde 1993 sólo se han tramitado "nueve denuncias en provincias de Castilla y León".

El alto número de ejemplares abatidos en pocos minutos en torno a un maizal se debe a una técnica que emplean algunos cazadores, que en principio van en busca de jabalíes, y que consiste en disparar indiscriminadamente a cuantos animales salgan de una plantación. Los perros son los encargados de sacarles a campo abierto.

400 ejemplares muertos cada año

El lobo ibérico (“Canis Lupus signatus”) es la especie que soporta un mayor nivel de furtivismo en Castilla y León. Según los datos de ASCEL, roza el 80%, con más de 400 animales muertos cada año “de manera clandestina, sin que los cazadores furtivos lleguen a pagar por ello”, denuncia esta organización.

Recientemente, la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA) pidió a la Comisión Europea que no permita su caza al sur del río Duero. Según esta organización, por presiones de España, Bruselas podría autorizar la captura de ejemplares en esta zona, levantando la “estricta protección” de la que goza en la actualidad.

ANPBA recuerda que el lobo ibérico es un patrimonio biológico único en el mundo. De ahí su “profunda preocupación” por la protección y el bienestar de este animal. Teme que el lobo sea cazado mediante subastas, como se hace al norte del Duero en la actualidad.

Esta asociación propone, entre otras cosas, la captura, “no caza”, controlada de lobos sólo cuando sea estrictamente necesario, llevada a cabo por personal técnico cualificado y con la asistencia del Seprona. Y que estos sean reintroducidos es zonas del sur peninsular donde antaño hubo ejemplares y en las que actualmente la especie está prácticamente extinguida.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones