Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Una nueva normativa regula la alimentación de aves rapaces necrófagas

La regulación adecua la edad de chequeo de los animales bovinos destinados a la alimentación de esta especie animal con el sistema revisado de vigilancia de la EEB

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 2 abril de 2010

La Unión Europea (UE) tiene establecidas una serie de disposiciones para la prevención, el control y la erradicación de determinadas encefalopatías espongiformes transmisibles, entre las que señala que aquellos Estados miembros que pudieran demostrar, con arreglo a determinados criterios, la mejora de su situación epidemiológica, mediante la presentación de un análisis de riesgo global, podrían solicitar una revisión de sus programas anuales de seguimiento de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB).

Guiándose por esta normativa, España envió su solicitud para la revisión de dicho programa el 9 de septiembre de 2008, en el que se ponía de manifiesto que la situación epidemiológica había mejorado notablemente, como así corroboraron expertos de la Comisión y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. De esta forma, la Comisión Europea (CE) autorizó a nuestro país que revisara el programa anual de vigilancia de EEB, lo que ha permitido la elevación de la edad obligatoria para la realización de los análisis de EEB en todas las subpoblaciones objeto de vigilancia.

Este cambio del programa ha tenido su consecuencia en la alimentación de las aves necrófagas, ya que una de las fuentes más habituales de alimento para estas aves son los bovinos nacidos en España que han muerto en las explotaciones ganaderas, en los cuales a partir de ahora, cuando vayan a ser utilizados para alimentar a las aves necrófagas, deberán ser analizados a partir de los 36 meses de edad, en vez de los 24 meses actuales, explicó el MARM.

La nueva normativa contribuye, además, a que se mantenga la debida seguridad en la aplicación de la excepción permanente a la que se acogen los países mediterráneos y que permite alimentar las especies necrófagas con cadáveres de rumiantes, "excepción sin la cual estaría gravemente comprometida la supervivencia de estas especies en nuestro país", señaló el departamento dirigido por Elena Espinosa.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto