Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Ante la subida de la gasolina, el ahorro de combustible

Sepamos cuándo el coche gasta más para lograr el mínimo gasto posible.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 17 agosto de 2004
img_gasolinap 4
Hay estudios que estiman que un conductor medio puede ahorrar 160 euros al año siguiendo unas sencillas pautas al conducir su vehículo y que los conductores más "agresivos" podrían gastar hasta 500 euros menos al año siguiendo algunas sencillas pautas.

Independientemente de la cuantificación del ahorro que puede suponer para cada uno el adoptar algunas pautas de conducción, lo cierto es que un vehículo gasta más:

- Cuando se circula a velocidades altas. A partir de 100km/h el consumo se dispara.
- Si se conduce con las ventanillas bajadas las necesidades del motor aumentan un 15% y con la baca portaequipajes hasta un 35%.
- Al accionar el aire acondicionado el gasto se incrementa hasta un 20%. Conviene usarlo lo justo para conseguir una temperatura agradable en el habitáculo y si es posible, usar sólo el sistema de ventilación.
- En los atascos se consume mucho combustible. Merece la pena informarse a través de la radio, teletexto, teléfono de la DGT 900 123 505 o mensajes de texto al móvil para usar las rutas alternativas.
- Si no se revisa el coche periódicamente. Es aconsejable cambiar aceite, filtros, etc. en los plazos recomendados por el fabricante.
- Al circular con las ruedas a mayor o menor presión de la indicada por el fabricante. Revísela periódicamente.
- Si calentamos el motor al arrancar. En los coches modernos ya no es necesario y supone un gasto inútil de combustible.

Otras buenas maneras de ahorrar combustible son:

- Usar el transporte público. Para muchos desplazamientos, el coche no es ni más rápido ni más cómodo.
- Considerar la posibilidad de ir andando o en bici cuando se trate de realizar pequeños desplazamientos. En trayectos cortos urbanos el coche puede gastar hasta 20 litros/100km.
- Compartir el vehículo siempre que sea posible.
- Planificar la ruta y escoger el camino menos congestionado.
- Evitar la sobrecarga del vehículo por el exceso de personas y de objetos.
- Llevar una cuenta mensual de gastos (gasolina, seguros, revisiones, multas, impuestos...) y calcular cuántas horas de nuestro trabajo nos cuesta mantener el vehículo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones